domingo, 31 de mayo de 2015

MI BELLA LUZ



Te conocí un día de un sol radiante,
era verano y el sol estaba agigantado ,
un sombrero cubría tu belleza deslumbrante,
y desde aquel día me sentí de ti enamorado.

No te importó la tarde calurosa,
de aquel verano cuando yo te conocí,
tus ojos sonrieron como una Diosa,
y desde ese momento solo pensé en ti.

El mar fue testigo de aquella nuestra historia,
mi nave en el puerto, se quedó muda aquella tarde,
tus labios de carmesí me llenaron de pasión y alegría,
hoy mi gran amor, mi bella Luz, mi corazón por ti arde.

En todos los puertos encontré tu mirada,
y noche tras noche no podía dormir,
apretaba con mis manos mi almohada,
queriendo tener tu cuerpo para no sufrir.

Pero que encanto lo que me brindaste,
y me diste todo sin pensar dos veces,
hoy solo suspiro al pensar que me amaste,
y mi dolor es grande y sufro a creces.

Pero quien podría detener tu encanto,
si eres mi estrella, la luz de mi alcoba,
que hoy al no verte me visto en llanto,
y solo respiro tu fragante aroma.

No puedo decirte lo mucho que te amo,
porque tú lo tienes a mi gran corazón,
tu sabes que en mis noches yo siempre te llamo,
y te busco perdido con mucha pasión.

Te pido que nunca te apartes de mí,
porque eres mi luz, mi blanca estela,
pues yo sé que nunca podré vivir sin ti,
porque en mis noches tú eres mi estrella.


viernes, 29 de mayo de 2015

MI DIOS ETERNO



Día a día te busco por estas allí,
y busco tu mirada para consolarme,
mi Jesús, mi Dios sé que estas aquí
y que nunca dejaras de amarme

Te siento en el viento de la tarde,
siento tus manos acariciar mi rostro,
siento tu mirada que en mi cuerpo arde
y me das valor para poder amarte.

Y siento que estas aquí Cristo mío,
como está el sol en cada amanecer,
a tu lado Señor no encuentro frío,
no está el dolor ni el triste padecer.

Por eso Señor a ti elevo mi canto,
en cada mañana, en cada atardecer,
siento que estas aquí, pues mi triste llanto
se desvanece luego por tu gran querer.

Pero qué alegría Señor saber que estas aquí,
junto al ave que canta acallando el dolor,
no quiero morir mi Dios sin tenerte a ti
¡oh mi Dios Eterno.! Mi Dios de amor.


AL MANANTIAL CON AMOR





Llegue una tarde a este lugar gracias al verso,
con mi rima que hace doler el corazón,
en el Manantial conocí la alegría y el llanto
y la pena de amor buscando el perdón.

Es el verso quien calma la herida
de un amor que dejo huellas en un atardecer,
al Manantial llegue por una mujer querida
que una tarde de otoño entendió mi padecer.

El poeta y la pluma siempre van unidos,
como la pena de amor en todo corazón,
el poeta escribe dulzura pero está sufriendo
y pocos lo entienden en su inspiración.

Este Manantial que guarda mi vida,
en versos floridos de mucho amor,
este Manantial sabe de mi herida,
que llevo cada día con mucho dolor.

Por eso hoy quisiera rendirla homenaje,
a Lilian De Marco con mucho fervor,
ella es la causante de que este mensaje
deje en el Manantial con mucho amor.

CARTA A UN DESAMOR





Hoy amaneció más rápido en mi vida, quizás  no tenía sueño, pues estaba pensando en ti, en lo nuestro, en aquello que nos abrigo por muchos años y anoche lo tiramos al fondo del mar para que se pierda allí en el infinito del océano; pero me pregunto ¿por qué? Quizás nos cansamos???...quizás el amor voló a otro destino…o tomo otro rumbo…quizás equivocado o no, pero todo se acabó… Vivimos un amor muy lindo…amor de infancia… amor de sueños…todo eso lo echamos a perder… porque? Porque no supimos amar… Tú creíste que el amor era todo para ti…no, .estuviste equivocada y por más razones que te mostraba tú no entendiste…por eso hoy te has ido de mí…y yo me quede pensando en el mañana incierto que me espera y sin ti…pero no debo ponerme a llorar, no debo buscar un consuelo…no…no…mil veces no…. mi mejor consuelo será Dios. Y hablare con El, le diré lo mucho que sufrí con tu ausencia y que al hallarte creí haber hallado la felicidad… pero no fue así, fue mi martirio disfrazado en amor. Hoy mis labios están secos como la brisa de la puna… como el frío de un atardecer en la sierra peruana… así… así está mis labios…así está mi corazón… así está el ánimo que vive en mí…y me pregunto ¿por qué? Quizás no tenga respuesta en este momento para decirte. Pero mañana será otro día…y el sol saldrá más temprano y saldré presuroso en su búsqueda…el… solo él me dará alivio y la fe en mi Dios calmara mi dolor porque este dolor que llevo no es nada a comparación del dolor de Cristo en la cruz…pero a él elevo mi oración para que me de fuerza no a olvidarte…no a desearte lo peor sino… a desearte que donde te encuentres estés lleno de felicidad aquella felicidad que deje en tus brazos, en tus besos, en tu cuerpo aunque hoy yo viva solo y triste solo de recuerdos. No te doy el adiós solo quiero tu felicidad. Se feliz aunque no estés a mi lado 

HAS MUERTO EN MÍ





Has muerto como mueren los de esta tierra,
solos y pegados a la misericordia de Dios,
has muerto como el dolor que mi pecho encierra,
y que en un verano pasado me dijiste adiós.

Has muerto porque ya no estás en mí,
no siento tu plegaria ni mucho menos tu calor,
has muerto y me acostumbraré a vivir sin ti,
aunque sin ti solo tenga que vivir en dolor.

Has muerto, porque ya no hay esperanza,
se fueron todas al empezar mi nuevo día,
hoy guardo de ti todas aquellas añoranzas,
que se irán de mi vida llevando mi alegría.

De que me sirve ahora recordarte,
de que me sirve ahora pensar en ti,
si has muerto y no podre hallarte,
porque te marchaste y te fuiste sin mí.

Has muerto y se acabó también la alegría,
y ya no llegan a mis oídos aquella melodía,
has muerto como el ave en una cacería,
con los ojos cerrados y en triste agonía.

Ya no volverás de nuevo a mi lado,
ya tus ojos se cerraron para siempre,
ya no seré tu amor, ni tu bien amado
porque has muerto en mí y olvidaré tu nombre.

miércoles, 27 de mayo de 2015

VOLVERÁ AQUEL DÍA




Impaciente me hallaba esperando tu llegada,
el tiempo transcurría y el sol me perturbaba,
porque volver a verte me desesperaba,
creí que no llegarías mujer enamorada.

Más pronto vi tu figura que venía a buscarme,
y te levante la mano indicando mi existencia,
mi corazón entonces empezó a palpitarme,
y acelero su ritmo al sentir tu presencia.

Una mirada tierna sello tu bienvenida,
una sonrisa entonces apago mi aburrimiento,
sentí en mi alma paz y gozo en tu mirada,
y acepte esperarte en ese gran momento.

Me dijiste luego, que la tarde es hermosa,
las aves se acercaban dejándonos su trino,
te apartaste luego y volviste como una diosa
trayendo en tu mirada la paz a un peregrino.

Como olvidar entonces de aquella bendita noche,
al sentir tu cuerpo cubrir mi frágil sombra,
cogí tus manos y escuché tu lamento sin reproche
y hoy que estas lejos y mi corazón te nombra.

Volverá otra vez, aquel hermoso día,
tú me prometiste sobre mi humilde pecho,
acariciar conmigo los sueños de alegría,
y esperar la noche juntos en el mismo lecho.

Pero he vuelto de nuevo al lugar escondido,
que fue mudo testigo de todo nuestro amorío,
hoy te digo en verdad que a ti he preferido,
aunque no seas mía, quiero estar contigo.

Porque es el mismo dolor que ambos abrigamos
es la misma fe que está en nuestro camino,
tu amando a alguien que está por otros caminos,
y yo esperando la noche como buen peregrino.

Ya ves, el tiempo esperado y un amor a cuestas
un dolor que nos mata sin sentir congoja,
la tarde callada me dice que pronto volverás,

para sentir tu ternura en otra noche loca.

martes, 26 de mayo de 2015

YO Y TU RECUERDO





Dueto con María Itza

MARÍA
Desgarre tu recuerdo con un ronco gemido
de tu ausencia al impecable viento
clavel del aire tu presencia ida,
ancló en mi cielo gris desconsolado.

FICO
Si me marché de tu lado amada mía,
fue sábelo bien por nuestro grande amor,
te llevé en mi pensamiento noche y día.
aunque sé que mi partida fue tu gran dolor

MARÍA
Pase tu amor por un cedazo como copos de harina
lo trituré para saberlo
y fuimos dos pedazos de la misma cadena
en la sangrienta sombra del olvido.

FICO
Nunca pude olvidar tantas caricias,
ni el primer beso que recibió mis labios,
aun recuerdo las noches de delicias,
aun viven mis tiernos labios llenos de frío.

MARÍA
Grité tu nombre y te apreté a mi pecho
corazón de relámpagos sin luces,
tórtola del invierno hoy aferré tu mano
con el hambre de siglos que llamamos amor.

FICO
Nuestro amor aún vive en mi presente,
y el invierno no me arranco tu mirada,
espérame esta noche como buen amante,
y dame el sosiego de tu alma enamorada.

lunes, 25 de mayo de 2015

MI GRAN DESILUSIÓN




Ha pasado el tiempo lentamente y mis mejores años,
se fueron con la lluvia del invierno de ayer,
mis años de inocencia, de la alegría en mis ojos,
de acabó la tarde aquella cuando me dejaste de querer.

Te entregué mi inocencia y creí en tus palabras,
y al pasar el tiempo un nuevo ser vivió en mí,
lo espere largos nueves meses con muchas ansias,
yo sola con mi pena, pero siempre pensando en ti.

No fueron pocos años los que viví contigo,
tan llenos de esperanza tratando de entenderte,
pero creo que fue inútil y recibí el peor castigo,
seguir amándote a ciegas y a la vez perderte.

Sabes tú que fuiste mi gran amor primero,
aquel de amor de mi infancia tan lleno de inocencia,
me duele mucho que nunca fuiste sincero,
y amaste mujer ajena y olvidaste mi fragancia.

Tengo un gran recuerdo, que es mi amor y mi lumbre
una niña que sonríe cada día y cada tarde,
que va alegre por la vida pronunciando tu nombre,
y el dolor me conmueve y el corazón me arde.

Que triste es mi historia, dolorosa mi desilusión,
porque tengo triste el alma y he perdido el corazón,
ya pasaron una década ya se acabó mi oración,
pues no quiero que algún día, vuelvas tú a pedir perdón.

Yo no quiero tus migajas, yo quiero mi felicidad,
pues no pudiste darme y es grande mi desilusión,
vive nomas donde puedas mostrar toda tu vanidad,
pues el tiempo te ha llevado, ya no estás en mi corazón.

viernes, 22 de mayo de 2015

DIVINA MUJER






Desde que tú has llegado, mi alma mucho ha cambiado,
la felicidad ha llegado, hoy también puedo sonreír,
me dirás que en esta vida mucho yo he amado,
y que por eso hoy me toca  cantar, llorar y sufrir.

Pero no es verdad lo que tú me dices,
mi corazón buscando anduvo a la felicidad,
atrás quedaron todas mis noches de deslices,
hoy quiero ofrecerte un amor de verdad.

Me dices te quiero mucho y vuelvo de nuevo a soñar,
me muerdo también los labios para no poder gritar,
la falta que me haces y que he vuelto otra vez a amar
déjame yo te pido pues contigo quiero andar.

Quiero vivir por siempre cogido de tus tiernas manos,
y entregarte todo, todo lo que hay dentro de mí,
mis versos son para ti y el beso de mis dulces labios,
todos los tengo guardados porque solo son para ti.

Déjame yo te pido todo tu cuerpo descubrir,
y muy juntos en silencio nuestros labios acercar,
déjame que una noche puedo a tu lado dormir,
porque quizás mañana no lo podamos contar.

La vida tiene sus cosas ¡oh bellísima mujer!
yo no puedo darte más tan solo mi corazón,
pero olvida antes ese tu viejo querer,
y dale vida a mi vida y rima a mi canción.

Quiero sentir yo tus labios, cogerme de tu corazón,
te quiero mucho por eso hoy te dedico este mi alegre cantar,
pero si en algo te he ofendido te pido dame perdón,
oh gracias mujer divina por enseñarme a soñar..

TRES PALABRAS

DUETO CON FRANCIS FALCON


F-F
Y leyendo tus palabras una a una
en mi mente mil ideas revolotean
Tú le amaste como jamás a ninguna
Y la querrás a un sin saber cómo ocurriera.
F-M
Es mi amor sincero y noble,
y la amare siempre mientras viva,
muerto yo, mi cuerpo será un roble,
que descansara en una tumba fría.
F-F
Los destinos solo son pasos labrados
son senderos que hasta pierden el sentido.
Sentimientos que brotan reclamando
los amores que al silencio han vencido.
F-M
He perdido por su amor todo mi orgullo,
y mi sentimiento nunca ha fallecido,
voy por la vida viviendo un barrullo,
por ese amor que ya lo he perdido
F-F
Tres palabras me bastaron para amarte
en un te amo que me lleno cada segundo
tres palabras me bastarán para alejarme
en ese adiós del sentir que están profundo.
F.M
Tú le diste el adiós a este gran cariño,
sin darte cuenta lo mucho que perdiste,
te sigo amando, como ama un niño
aquel juguete que un día le ofreciste.
F-F
Y si escucharas atentamente mis palabras
podrías ver en cada una firme plegaria
pues nacieron desde dentro sin buscarlas
y se hicieron entre surcos legendarias.
F.M
Tus palabras están llenas de ternura,
pues mi dolor es más grande que tu plegaria,
te di todo mi amor y mi alma pura,
más no supiste valorar toda mi entrega.
F-F
Solo son tres palabras solamente
qué me llenan de verdad sin entenderlo
Qué me roban la razón siendo latente
Y me guía por senderos sin aun verlos.
F.M
No hay razón ahora que tú digas,
qué has vuelto amar sin corazón a ciegas,
dime las tres palabras cuando quieras,
Porqué será más doloroso cuando me pierdas.

Autor-@-
Federico Mendo Y Francis Falcón..

LUCHARÉ POR TENERTE




Dueto con María Itza (Argentina)

POETA
Muchas veces he pedido  a mi débil corazón,
sellar para siempre mi sufrir y mi dolor,
pero tantas veces también te pedí perdón
porque no pude odiarte y fuiste mi gran amor.

ELLA
Tantas veces mi alma te ha  esperado
Y corres en mi sangre como río,
Mi corazón mil veces desbocado
Creyó en su dolor que eras frío

POETA
No sabes tú con cuánta idolatría,
te entregué todo mi amor en primavera,
creí en ti y pensé que eras mi alegría,
pero al final fuiste tú una cualquiera.

ELLA
No sabes tú qué siento todavía
Llorando desolada en esta espera,
Jamás dijiste: “te amo, vida mía “
¡No soy una cualquiera!

POETA
Por eso es que decido olvidarte,
sacarte de mi mente para siempre,
nunca más volver de nuevo a amarte,
porque has perdido el amor de un gran hombre

ELLA
No se ha dicho la última palabra
Mi cuerpo se desgarra al comprenderte
No dejaré tan solo que te vayas,
¡Lucharé por tenerte!

lunes, 18 de mayo de 2015

VEN AMOR





Ven esta noche, en mi alcoba te espero,
así como espera el mar a la luna,                 
ven con tu encanto de mujer, así te quiero,
para ahogar en ti mi triste pena.

Ven, y callada ingresa a mi lecho,
mientras el viento de la noche no azote,
solo ingresa tú abriéndome el pecho,
y entrégame tu cuerpo esta noche.

Quiero tu cuerpo dibujar con mis manos,
y en tus senos descansar todo mi encanto,
besar tus labios, acariciar tus entrañas,
y callemos esta noche, este triste llanto.

Ven a saciar conmigo todo este placer.
y bañemos con sudor todo nuestro ser,
ven acaríciame el dorso para fallecer
del placer inmenso que me da tu querer.

Ven, no tardes en llegar, me moriría,
sin ti y sin tener tu virginal encanto,
ven por favor pues eres mi alegría,
no dejes que mi amor muera en llanto.