jueves, 27 de septiembre de 2012

INJUSTICIA



Estoy pagando algo que no he cometido,
mi vida que ha ido por sendas escabrosas,
jamás ha cometido delito sin razón,
por eso hoy me duele que me traten por ladrón.

El hombre siendo humano no tiene corazón,
no ve el daño que hace, solo busca satisfacción,
mis lágrimas han rodado buscando comprensión
pero aquel maligno hombre no perdió esa ocasión.

Pequé de confianza, creí en los amigos y en prójimo,
creí que la honradez era virtud de todos,
vivía entonces engañado, de espalda a la realidad
no des tu mano sincera, porque a ti no te lo dan.

Por eso hoy que siento que el tiempo a transcurrido,
que algo he aprendido en esta triste ocasión,
los sueños no llegaron, la noche era eterna
el día tenía inicio, pero no tenía fin.

Amigo tú que escuchas mi verso hecho plegaria,
no hay mejor amigo que Cristo el buen Jesús,
en él si tú confía y vivirás dichoso
porque no hay otro amigo en quien puedas confiar.


LIBRO ABIERTO




Tengo las manos sobre un libro y los dedos adelantan
una página inquieta queriendo leer el infinito,
pero tras página y página escucho un grito
que dice - lee juventud, son páginas que encanta-

Tú libro, única arma que al perverso espanta,
que en cada hombre hito a hito,
vas formando hombres de poco a poquito
y así cada día el mundo levanta.

Pobre de aquel libro que se halla solitario,
pobre de aquel que guarde un libro de renombre
porque cualquier libro nos aleja del calvario

de esta vida pesarosa y sin suerte,
gracias libro de páginas calladas cuyo nombre
nos dio la libertad, la paz y alejo la muerte.

lunes, 24 de septiembre de 2012

ERES MI REMEDIO



Hoy quiero gritar al mundo cuanto te quiero,
que la distancia no podrá matar este amor,
si supieras que cada día por ti yo muero,
y sin escucharte para mí es un gran dolor.

Me alegra el día cuando escucho tu voz,
cuando el silencio llega me mata el alma,
no te alejes por favor amor de mi vida,
no me digas nunca que esto se acabará.

Pero si tú supieras que el silencio hiere,
con la guadaña artera que tiene la muerte,
yo se amor que contigo está mejor mi suerte,
y si me dejas en verdad yo moriría.

No trates de confundir este cariño,
ni pienses que la distancia pueda hacerlo,
no olvides amor que te amé de niño ,
y hoy no puedo este amor dejarlo.

Qué más puedo decir en este día,
en que el sol radiante alegra mi vida,
eres mi pasión y mi alegría,
eres tú el remedio de mi herida.

VEN CON TU DOLOR




Te acuerdas tú de ayer con que alegría,
en mis brazos disfrutabas del amor,
hoy que me encuentro solo en esta noche fría,
te llamo ... y vienes a juntarte a mi dolor.

Llegas a mí trayendo entre tus manos
las flores marchitas del campo de tu vida
son dolores de espina de rosas caprichosas
que hirieron a tu cuerpo causándote herida.

En tus labios traes los sinsabores,
que una tarde plomiza te engendró,
y vienes a mí trayendo tus dolores,
para compartir mis noches que quedó.

Ya ves, no te guardo rencor siquiera,
tráeme tus dolores, tus penas, tus quejidos,
tráeme tu corazón antes que muera,
para hacer una tumba para los dos.

Y allá en el cielo disfrutar quisiera,
del gran amor que un día prometimos,
si has olvidado algo de traerlo, se sincera,
Dios perdonará si envano nos amamos.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

CONFESIÓN DE AMOR





Se entristece mi alma cada día,
cuando escucho decir que me dejarías,
si siempre fuiste tú mi alegría,
pero la distancia este amor acabaría.

Yo no entiendo pues ese tu presagio,
de serlo así de que amor me hablas,
lograré entender de que nunca me quisiste,
que solo fui tu pasatiempo que hoy callas..

No crecieron raíces en nuestro amorío,
quizás hoy culpas a esa gran distancia,
no lo acepto perderte, pues te desafío,
a que la distancia nuestro amor no mataría,

Pero si tú lo dices y estas bien segura,
pues hoy debes tener motivos suficiente,
mi amor siempre fue tuyo, sábelo ahora,
siempre estuviste a mi lado y en mi mente.

Quizás hoy te aloca tu corazón dolido,
o un nuevo amor en ti ha renacido,
se sincera una vez más yo te lo pido,
aunque tenga que perder lo que he querido.

No te detengo más pues fuiste muy clara,
al decir que la distancia nuestro amor lo mataría,
pero cuando más lejos estabas más te amaba,
vete nomas, no digas nada, de que valdría.

Si así tú lo quisiste que esto acabaría,
hoy no te juzgo, solo te doy las gracias,
no se puede vivir entre dudas y malicias,
mi amor siempre fe tuyo no lo negaría.

Hoy no encuentro motivos para detenerte,
quizás que no dejes de amarme, podría pedirte
pero se acabó tu ilusión, y debo confesarte,

que te amaré por siempre y hasta la muerte.

Autor: Federico Mendo
Código Safe Creative: #0808200087384

PERÚ

domingo, 16 de septiembre de 2012

MADRE



Ay madre si supieras, la falta que me haces,
tenerte yo muy lejos, muy lejos tú de mí,
pues siento en mi espalda cargada de mil cosas,
que a solas voy a cuestas, a solas yo sin ti.

            La vida nos enseña, los años la experiencia,
la madre con su ejemplo, amor y abnegación,
por eso en este día oh Dios de mi conciencia
recibe por mi madre, mi tierna oración.

            Madre de heroísmo, madre de gran valor
recibe de tu hijo un cálido mensaje,
me haces falta madre, me falta tu calor,
tus sabias enseñanzas, a ti es mi homenaje.

            Oh madre!, mujer tierna, que vives del dolor
de un hijo que se ha ido, o de algún ausente,
allá donde te encuentres brindarás tu amor
porque eres encanto mujer de sabia mente.

            Oh Dios!, si algún día quisieras allí tenerlo,
llévame a mí primero te pido por favor
mi madre es mi consuelo, a mi lado quiero verla
si tú eres divino, no me quites su amor.


PADRE


Quien aquel hombre de la mirada triste,
que va por la vida sembrando esperanzas,
quien aquel hombre que el dolor resiste,
con tesón y ternura, sin conocer la venganza.

            Quien es aquel hombre de la callosa mano,
de la mirada profunda y el corazón tierno,
¿es acaso un roble, un acero?. ¡No! es humano,
es hombre de carne y hueso, no es eterno.

            Quien es aquel hombre que sueña con el mañana,
que no tiene un solo corazón, ni un solo pecho,
quien es, para quien la tarde acaba al salir la luna
y toda acción que hace está bien hecho.

            Quien es aquel hombre que de tez curtida,
por el duro frío del inmenso mar,
va tras sus redes sangrando una herida
nos da una alegría y nos enseña amar.

            Quien es aquel hombre que va cada día,
siguiendo tus pasos a donde tú vas,
quien es aquel hombre que con su melodía,
por una caricia ni gracias le das.

            Quien es aquel hombre, que con su encanto,
juntó en su corazón a mi dulce madre,
quien es aquel hombre que se oigo su canto
como aquel de antes junto a mi cuna,
aquel hombre, aquel hombre es mi Padre.



AMANTE PEREGRINO



Levántate cansado peregrino,
alista tus maletas y vuelve a tu andar,
es largo, muy largo es el camino
el que la vida te ha querido dar.

La noche silenciosa y oscura
será la morada en tu larga vida,
mas el día, el campo y su ternura
saciará tu fe tan escondida.

Si alguna mano te extiende en el camino,
no le des la confianza que te pida,
recuerda ¡oh! hermano peregrino,
que todo no es amor en esta vida.

Anda sonriendo, aunque sangre tu herida,
pues nadie se apiadará de ti es por seguro,
no olvides nunca a la mujer querida,
aquella que te entrego su amor tierno y puro.