martes, 19 de agosto de 2008

LAGRIMAS DE AMOR

Una noche sí, no fue una noche de encanto
pues tengo mucho miedo recordarla,
aquella mujer que yo amaba
vistió a mis ojos de llanto.

Fueron lágrimas de amor bajo la luna,
vanos pensamientos se cruzaron por mi mente,
mujer amada, me queman tus besos ardientes,
y mis lágrimas cayendo van de una en una.

Sobre mi rostro triste, pálido y divino
mis lágrimas de amor fueron mi piel
y tú sin entenderlo a mi corazón tan fiel
tu desprecio se juntó a mi destino.

En esa noche triste, llego mi partida,
pues era hora en que el viajero ande,
aunque sé que el dolor es lo único grande
que irá conmigo en toda mi vida.

¡Ay... lágrimas de amor!, que en mi silencio crece
pues estás mujer clavada en mi mirada,
partí sólo con mis lágrimas, sin decirte nada,
bajo la luna triste de aquella noche.

Hoy lejos tú de mí tan solo espero,
que no llegue a matarme la ansiedad
me haces falta, eres tú mi felicidad
pues siento que sin ti, en verdad yo muero.

Por eso sufrir lejos de ti he preferido,
aunque estas lágrimas de amor sean mi paz,
siento que me llenan el alma, siento que cubren mi faz
son lágrimas de amor, por un ser querido

EN MEMORIA DE MAMAREYES











a Maria Reyes Bustamante Loja

Fue un miércoles que no quiero recordarlo,
era mayo y te hallabas abrigando el hogar mío,
saliste luego desesperada en busca de la muerte,
aquella tarde lo hallaste mamareyes en una pena.

Fueron momentos en que pudiste hablar y así lo hiciste,
cuida a tu hermano, las llaves de mi cuarto – lo dijiste,
y en fugaz carrera te quedaste postrada en una camilla,
fueron cinco días de dolor y en busca de esperanza.

No debiste hacerlo mamareyes, no debiste hacerlo,
porque callaste tanto tiempo y abusaron de tu humildad,
hoy lejos tú estas y yo callado, busco en el viento tus palabras
pero me dice que no vendrás, que estas en la eternidad.

Fuiste madre valiente, de coraje y de enseñanza,
fuiste callada, mujer humilde y bondadosa,
tu pecado fue callar, tu grandeza fue tu amor,
mamareyes te fuiste y nos has llenado de dolor.

Solo cinco días fueron que callada nos mirabas,
como queriéndonos decirnos muchas cosas recién,
te angustiabas al no poder hablar y tú sufrías
cuando sentías la presencia de tu hija querida.

Hoy es pena y dolor sin tu existencia,
hoy todos callados en la mesa te buscamos,
solo una imagen tuya mirándonos tenemos
en recuerdo del inmenso amor que nos tenías.

No debiste nunca partir del hogar mío,
si eras tan feliz al lado de nosotros,
pero ahora aunque muerta hoy estas,
por siempre vivirás en el recuerdo.

28 mayo 2008

lunes, 18 de agosto de 2008

SOLO TÚ MUJER

No sabes tú mujer de mi tormento
de mis penas de amor y mi querer
por ti las noches se abrazan a mi sufrimiento
sufro y sufriré sólo por ti mujer.

Sólo tu mujer eres mi vida
eres mi pasión, mi ternura, mi delirio
sólo tú mujer sabes curar la herida
del dolor que nos causa el martirio.

Hoy sufro por amarte sin medida
porque eres tú la que me llena de locura
hoy lejos tú de mí, mujer querida
Oh divina mujer de alma dura.

Mis lágrimas te dejé como testigo
de mi angustiada vida pasajera
eres tú mujer quien va conmigo
llenándome de amor antes que muera.

Hay dolores que mi corazón encierra
causados por el capricho de mi suerte
sólo tú mujer abrirás la tierra
y guardaras mi cuerpo con la muerte.

Tus besos llenaron mi alma de niño,
una noche tierna caíste rendida
sólo tú mujer, sólo tu cariño
hará que te ame para toda la vida.

Tú serás mi reina, mi novia, mi estrella
sólo tú mujer cruzaras mi sendero
aunque en el camino digan: “no era de ella”
sólo de mí escucharas: “te quiero”

Y seguiré soñando año tras año,
escribiendo versos como un vulgar galante,
sólo tú mujer sabrás cuanto extraño
mis noches de pasión, mis noches de amante.

viernes, 15 de agosto de 2008

MUJER VERDADERA






Ha nacido la esperanza a mí soledad,
estuvo dormida en el sueño  artero,
sus manos acarician la felicidad ,
mis labios sólo saben decir –te quiero-

Es tan tierno el aroma de mis  besos,
que acallan tu quejido de placer,
por  ti imploro a Dios todos mis rezos,
porque  me diste  tú  un nuevo querer.

Los besos de esa noche están en  mi prendido,
como  hiedra a tu huerto  en esta primavera,
te amo y  tú lo sabes  que a ti he  preferido,
amarte  para siempre, mujer verdadera.

Amor de esperanza,  amor  de   sosiego,
encuentro en tu  regazo mucha tranquilidad,
llamaste a mi puerta, encontraste  un mendigo,
que vivió mucho tiempo en la orfandad.

Llegaste tú preciso trayendo mi alegría,
los  besos y caricias que a nadie pudiste  dar,
te coroné soberana,  reina y siempre mía
te amo  como nadie te ha podido amar.

Y me dices entonces  que calle pues mejor,
que me quede dormido muy  junto a tu pecho,
que despierte temprano entre besos de amor,
y solo tú y yo envueltos de pasión en nuestro lecho.

Eres tú mi diosa, mujer verdadera,
la que lleno el vacío que no pude ocultar,
te extraño y te amo como  la vez primera,
como el viento a  las  olas no te podré dejar
            

NUESTRO AMOR

Me gustas cuando callas y me escuchas,
y llenas el vacío de mi alma,
me miras y encuentro en tu mirada
la belleza de un ser, en calma.

Te cubro con mis labios de ternura,
tu calor derrite mi tristeza,
tienes alma de mujer, alma tan pura
tienes el corazón tan lleno de grandeza.

Por eso es mi canto y mi poesía,
por eso es tu silencio y mi alegría,
para ti son mis besos cada día
las que hacen nuestro amor una fantasía.

Eres axioma, eres pasión, eres encanto,
eres la fe que pudo apagar mi pena,
la que oculto mis noches de llanto,
hoy estas en mí mujer tan tierna.

Por eso quisiera entregarte mis besos,
llenarte el alma con todo mi cariño,
con besos dulces, besos tiernos,
besos guardados de muchos años.

Callada tú, en qué pues piensas,
no crees acaso de todo mi amorío,
sábelo bien que entre las cosas
primero está tu amor y el mío.

Por eso es que me gustas cuando callas
y dejas que mi mano repase tu figura
por mas que me miras tú no hallas
las heridas de amor de una locura.

TU NO ESTAS

Camino en la ciudad alborotada
buscando en cada persona algo de ti
sufre mi alma enamorada
porque sé que hoy tú no estas.

Triste amor lejano, cuando volverás
a llenarme de encanto y alegría
para nunca separarnos jamás
aunque sé que hoy tú no estas.

No estas allí mujer de alma pura
no están los besos que un día te ofrecí
pero ves, tengo la fe que perdura
aunque sé que hoy tú no estas.

Dime pues amor, si estoy en tu pensamiento
si estoy en tu ser como estas tú en mi,
prendida de mi recuerdo como tierno sentimiento
porque sé que hoy tú no estas.

Hoy trato de buscar en mi memoria
los días tan felices que vivimos
tardes de amor que fueron nuestra gloria
aunque sé que hoy tú no estas.

TU CASTIGO

Ayer he sentido de nuevo tu mirada,
cuando venias a tu casa paso a paso,
la tarde se detuvo por si acaso,
para ver de nuevo otra jugada

Pero, qué creíste, que correría a tu regazo,
que mi alma moriría solitaria,
pero viste, sereno, te bote como bagazo
hoy sufres, ¿dónde esta tu alegría?

Fuiste ayer para mí aquella fragancia,
que dio alivio a todos mis dolores,
hoy no te puedo amar pues mi existencia
se la debo ya a nuevos amores.

No soy el de ayer que tú conociste,
el que te amó como a un Dios divino,
no soy el hombre que un día quisiste
ya cambié de sendero mi destino.

Que pena que me das de nuevo verte,
pues tú no comprendiste a mi amor,
en mi recuerdo estarás, aunque al tenerte
mi corazón se llene de dolor.

Mi recuerdo lo tendrás metida en tu seno,
aunque tu orgullo no quiso ser mi amigo,
si así quisiste darme tu veneno
hoy mi desprecio será tu cruel castigo.

TUS BESOS

Te acuerdas de nuestro primer beso
que estuvo lleno de pasión y hambre,
fue un beso tierno lleno de romance
que tus labios se llenaron de sangre

Hay besos tiernos que se dan por recuerdo,
que cubren nuestros labios dulcemente
son besos pero no se dan siempre
son besos de un amor en el recuerdo

Y tus besos mujer los has encontrado
en lo mas profundo de mi ser,
fueron besos del amor soñado
fueron besos tiernos de un querer.

Hoy esos besos tuyos son mi gran recuerdo
que esos besos tuyos ya no volverán
que ese gran romance está en el pasado
y esos labios tiernos míos no serán.

EL AMOR

Es néctar de flor, es encanto
es la fuerza que abriga el alma,
es la luz del sol, es también llanto,
es la soledad y es la calma.

Es la belleza, es humildad,
es la melodía, es un pregón,
es la ternura de la felicidad
es la alegría, es el perdón.

Es el arrullo de una mañana
es el alma llena en una oración
es la fe cautiva que lleva una hermana
es la pena que a veces nos da el corazón.

Es pasión, es también emoción,
es la aurora majestuosa
que cubre el corazón,
cuando en verdad encuentra su Diosa.

Me dicen entonces...
que diga ¿qué es eso?
decirles entonces es un gran primores que todo aquello... es el AMOR.

jueves, 14 de agosto de 2008

CULPABLE SOY YO


Si acaso me contradigo,
en este confuso error de amar
y quieres saber tú ¿de quién es la culpa?
pues... culpable soy yo.

Pero también tú eres culpable,
porque sembraste amor y te alejaste,
algún día tu conciencia te remorderá...
pero que importa. al final... culpable soy yo.

Pues llevo en mi alma la cruz de tu amor
y voy muriendo en mi profunda pena
siempre viviré con tu recuerdo,
si al final,... culpable soy yo.

No importa que mañana sea diferente;
y me mires con desdén mal concebido,
quedando nada mas de lo vivido,
aquel recuerdo de ser yo el culpable.

Sentí tus ojos que a mi vida dieron,
la esperanza de seguir con mi destino
y fueron la constante que hicieron,
que me sienta culpable siempre yo.

Dentro de mi corazón existirá cada día,
el sentimiento de amarte cada vez más,
aunque el fuego de nuestro amor quede en cenizas,
no te olvides...... culpable soy yo.

Así es el destino, así es mi vida,
mas nunca te podré olvidar,
la muerte me llamará, y tú quedarás
si al final de todo... culpable soy yo.

Acuérdate de mí, eterno amor,
porque mi vida no podrá vivir sin ti,
te vas, tu olvido no podrá más que mi amor
por eso te digo... culpable soy yo.

AMOR PAGANO

Cierto día la vi y ya la adoraba,
pero era ajena, pero era preciosa,
a uno le engañaba y a otro le amaba
pero para mí fue ella mi Diosa.

Mientras que uno le llenaba de flores
otro martirizaba cada día su vida,
pero así la amé, curé su honda herida
y ante sus pies puse mis dolores.

Fue un amor tierno y a la vez pagano,
fue de esos amores que nos lleva a la muerte,
pero allí vamos cogidos de la mano
buscando en cada tarde la mejor suerte.

Me olvidaré de nuevo esta nueva ilusión,
aunque quede en mí un gran vacío.
Dime tu Señor. OH Dios mío,
si ha pecado mi tierno corazón

Soy pecador señor y es culpa mía
por amarla ajena, amar es pecado
y la sigo amando todavía...
duerme ya corazón enamorado.

Si engañaba a dos ella era necia,
por eso de mi corazón hoy tiene su castigo,
yo que tanto la amé hoy la maldigo,
y mi corazón que la amó hoy la desprecia

viernes, 8 de agosto de 2008

PERFECTA AMANTE





Llegaste a mi vida, cuando la tristeza,
había ya formado  su hogar  en  mí,
llegaste con ternura y con esa nobleza,
haciendo que hoy no pueda vivir sin ti.

Los  días son más  largos desde que existes,
las noches no las quisiera acabar,
porque luego al despedirnos todo lo que me diste,
todo lo que me diste,  lo tengo que dejar.

Es nuestro amor pasión y ensueño,
eres el néctar que buscaba  entre las  flores,
eres flor cuyo jardín no soy su dueño,
y hoy llenas a mi corazón de tantos dolores.

Pero que importa si  así te he preferido,
si tu amor es mío y tuyo es mi corazón,
aunque murmuren que es amor prohibido,
es culpa de ellos, que no nos  dan la razón.

Eres tú amor, aquel sueño perdido,
que llena mis mañanas con tanta alegría,
eres mi inspiración, mi néctar preferido
eres mi encanto, mi luz  y mi melodía.

Por eso es que te pido, que tú no te alejes,
que nuestro amor continúe siempre presente,
que no llegue el olvido, que nunca me dejes,
porque eres tú mi amor, mi  perfecta amante.