viernes, 14 de febrero de 2020

YO AMO ESOS LABIOS ROJOS







He mirado el rubor de tus labios,
en una tarde llena de encanto,
tu paseando por tu calurosa bahía,
y yo tratando de ocultar mi llanto.

Te he visto tan hermosa, tan tierna y reluciente,
que hallo en tu mirada una pasión guardada,
tus labios me enloquecen y los llevo en mi mente,
porque eres en mi vida, la mujer más amada.

Yo amo tu ternura que entregas cada día al viento,
y el hechizo de tus ojos golpean mi corazón,
yo amo esos labios rojos llenos de sentimiento,
que guardas en tu alma, hecha ya una oración.

Tú sabes que yo te amo y tú no quieres entenderlo,
me dices que no es nuestro tiempo y que no debo insistir,
que tan solo fui una circunstancia en tu vida y debo de aceptarlo,
y me dices además que nunca olvidarás ese triste sufrir.

Me dices que es complicado amarme,
que la distancia es imposible poderla acortar,
pero yo te miro y tus labios quieren besarme,
te digo que eres mi mundo y junto a ti quiero estar.

Esos labios tuyos aceleran a diario mi corazón,
y a pesar que estamos lejos, te siento yo a mi lado,
te escondes con el ocaso y esa no es la solución,
yo amo el dulzor de tus labios que me has dado.

Sé que no será fácil tenerte siempre conmigo,
o estar junto a ti en tu bahía caminando,
deja que tus labios  sean hoy mi abrigo,
deja que esta noche contigo siga soñando.

MI AMOR DE AMORES





Mucho tiempo entregue mi amor
hasta sin medir lo que podía perder,
fue un amor tan tierno y tan querido
que habitó muy dentro del corazón.

Hoy ese amor que no fue correspondido,
que anduvo por calles con tristeza,
y que miró al sol cual ave escondido
cuando el cazador le eligió como presa.

Hoy ese amor ya no me interesa,
pues encontré a Jesucristo en mi camino,
un nuevo amor ha nacido y es mi fortaleza,
que no me pide nada y ha cambiado mi destino.

Ese amor divino, celestial y puro,
es amor que nadie pudo ofrecerme,
gracias Señor, cambiaste mi corazón duro,
gracias te doy por elegirme.

Tú conoces el camino que yo ando,
pues tú guías día a día mi sendero,
yo sin ti el mundo estuve caminando,
hoy tu amor para mí es lo primero.

Gracias Señor por llegar a mi vida,
muchas gracias Señor de Señores.
gracias por darme paz y curar mi herida
muchas gracias mi amor de amores.

miércoles, 12 de febrero de 2020

DESDE QUE TÚ LLEGASTE



Desde que tú llegaste mi noche, ahora es día,
y espero el susurro de tu voz  cada mañana,
mi alma a cambiado, se ha vestido de alegría,
y hoy puedo decirte, que está enamorada.

Tú has cambiado todo, desde que tú llegaste,
me trajiste esperanza, mucho sueño y el amor,
me contaste una noche, que una vez amaste,
que no te sentiste amada y que fue un gran dolor.

Pero tú seguiste creyendo en la esperanza,
que al pasar los días, el amor de nuevo llegaría,
tu voz en mis oídos, me llenan de bonanza,
y un canto tú me dejas y me llenas de alegría.

Hoy quiero yo decirte, que valió mucho tu llegada,
cambiaste tú mis rimas, por tan bellas canciones,
que espero yo la noche y también la alborada,
para escuchar tu voz y todas tus peticiones.

Tus sueños de los míos, quizás es muy distante
yo voy en ti creyendo y esperando tu llegada,
a veces me pregunto, si podré ser tu amigo o tu amante,
mejor es mi silencio, que ver mi alma maltratada.

Espero tu susurro de voz, calmando mi angustia,
tu canto y tu alegría en cada amanecer,
hoy sabes que te extraño, de noche y de día,
hoy quiero yo amarte antes del anochecer.

Nada es imposible, cumplir todo este sueño,
porque por más distante, te siento junto a mí,
permíteme ahora, convertirme en tu dueño,
aunque esta noche, lo vuelva a pasar sin ti.

Desde que tú llegaste, todo en mi ha cambiado,
hoy veo las estrellas, en un nuevo firmamento,
yo quiero a ti decirte, que así, a nadie he amado,
desde que tú llegaste, vives en mi pensamiento.

miércoles, 15 de enero de 2020

TÚ CERRASTE MI DOLOR






Desde aquel sábado no he vuelto a verte,
pero tengo la esperanza de verte algún día,
solo en ti pienso y mi deseo es nunca perderte,
porque desde que yo te conocí,  te sentí mía.

Tu sonrisa de aquella mañana, cautivo mi mirada,
y me quedé mirándote y al verte cambió mi vida entera,
fue un día de sol, la lluvia se encontraba espantada,
hoy  quisiera que otra vez, ese día de nuevo volviera.

Me dices que si volverá, que todo depende de mí,
mis noches son más hermosas y llenas de ilusiones,
tengo día y tengo noche, porque vivo pensando en ti,
no me olvides yo te pido, juntemos nuestros corazones.

Hoy tenemos el corazón roto, por entregarnos al amar,
yo no sé pero en aquel momento me sentí feliz contigo,
y hoy tengo ganas de buscarte, de hablarte y de soñar,
pero por favor no  quiero el desengaño como castigo.

Aunque lejos hoy estés, me hace falta tu ternura,
tú cautivaste mi corazón y cerraste aquel dolor,
años que venía sufriendo, una intensa amargura,
porque no pude comprender por qué sufrir por un amor.

Hoy tú vives en mí, como un secreto en mi vida,
que me llenas de pasión que no sé por dónde voy,
tú llegaste aquella mañana a curar mi penosa herida,
por eso entrégame tu pasión que yo todo mi amor te lo doy.

Cajamarca, 5 octubre 2019

RECORDARÁS





Hoy brotan lágrimas de amor en mis ojos,
porque te he recordado en una melodía,
llanto, funesto llanto de pena o alegría,
es lo que siento hoy amor de mis antojos.

Lloro porque te amé con fe y sin medida,
el sol cubrió nuestros cuerpos con cariño,
pero hoy mis ojos lloran, lloran como un niño,
porque fuiste la mujer de toda mi vida.

Las flores de tu jardín están marchitas,
ya no existe para ti la luz ni el día,
pues las tengo todas por amarte con porfía,
tengo tu amor y eres dueña de mis cuitas.

¿Por qué pues corazón te desesperas,
por qué no aguardas que llegue el amor?
pues tus lágrimas te arruinan en dolor,
haciéndote sufrir hasta que mueras.

Si la recuerdas aún a quien amaste un día,
da gracias al Señor, evoca un canto,
pero no desfogues ese amor en llanto,
más guárdala mejor en esa  melodía.


TE TENGO QUE OLVIDAR





Hoy me pregunto ¿por qué sonríes al mirarme?
acaso te da pena mi débil apariencia,
estoy así desde cuando decidiste dejarme,
pero soy feliz así viviendo con mi paciencia.

¿Por qué sonríes y bajas la mirada?
acaso vas recordando tus falsas palabras,
cuando decías tú,  estar muy enamorada,
y que mis besos secarían todas tus lágrimas.

Hoy me respondo que fue todo mentira,
pues otro era tus sueños y también tus ilusiones,
el tiempo ha pasado y también esta quimera,
me enseño el dolor y nuevas emociones.

No es posible que el tiempo de prisa haya pasado,
y que todo lo vivido se lo ha llevado el viento,
quien amó de verdad también ha fracasado,
y es mejor olvidar antes que el resentimiento.

Para que amar lo que no es correspondido,
para que sufrir tanto por un amor malvado,
yo creo que es mejor olvidar todo lo vivido,
y deja de sonreír porque nada has ganado.

Yo siempre he deseado que vivas en felicidad,
que tus ojos no vuelvan de nuevo a llorar,
yo iré con la esperanza de hallar la soledad,
aunque al pasar los días te tenga que olvidar.


domingo, 12 de enero de 2020

MI AMOR EN TU BAHÍA






Lucy
Muy fresca la mañana y la brisa del mar acariciaba mi rostro,
Luego te vi anclado en mi bahía para que volviste?
acaso se quedaron prendidos mis recuerdos,
para que volviste, si una vez te fuiste.

Fico
Volví por ti,  porque me sentí enamorado,
porque cada día no dejo de pensar en ti.
he vuelto por todas las tardes que pase a tu lado,
y hoy mis noches son frías, porque no estás en mí.

Lucy
Yo le dejé ir, su corazón suspira  por las deidades del mar,
regresó porque en otros puertos no encontró lo que aquí dejo
Lo vi su barquita anclado en mi bahía,
a que volvió sus ojos aquí.

Fico
Esperaba tu llegada, y daba gracias por tu existencia a mi Dios,
quise besar tu rostro bajo el resplandor de la aurora,
acaso no se estremeció tu cuerpo al sentir mis labios,
acaso no sentiste mis labios, mis besos, en tu fría cara.

Lucy
Si los sentí muy frescos,
pero ya no me estremecieron como antes
ya no tiene esa calidez, tampoco ese dulzor
que yo disfrutaba cada mañana

Fico
No te estremecieron porque tu boca había probado,
el dulzor de otros labios, te quitaron de los míos su frescura ,
pero tu pasión lo llevo conmigo, va muy bien atado
como aquellos recuerdos de  tu gran ternura.

Lucy
Ya no, ya no recuerdo,  quizás tú ames solo los recuerdos
y esas viejas corazas de algodón que se forman como estelas del mar
yo ya encontré alivio en la suavidad de la arena...
y dejé que otras olas nuevas acariciaran mí alma triste ...

Fico
No son recuerdos los que amo, yo amo tu mirada
amo tu sonrisa, el néctar de tus besos que me entregaste,
amo tu cuerpo deslizándose sobre mi almohada,
por eso te amo y porque sé que tú también me amaste.

Lucy
Lo mismo lo dices a todas tus musas en cada puerto
y eso rompió mi corazón, no es suficiente para tu corazón errante,
Yo ya te he dejado ir a ti y a tus recuerdos, ya escribí otro nombre sobre la arena ...
y disfruto del ocaso en compañía y deseo de corazón que tú también lo hagas sin mí...

Fico
No es así como tú lo dices, yo vivo de ti enamorado,
amando tu bahía que abrigó nuestras tardes solitarias,
por eso he vuelto de nuevo pues he sentido tu llamado,
y aquí estoy en cuerpo y alma con todas mis plegarias.

Autores:
Lucy Navarrete Villegas
&
Federico Mendo Sánchez
Perú.

jueves, 9 de enero de 2020

AMORES PERDIDOS







Eran años cuando el sol no quemaba tanto, la lluvia caía en los meses que eran conocidos, los agricultores pasaban noches contando sus experiencias, en verdad en el campo hay muchas cosas que no se han contado, pues son solo sueños de unos días o de meses mientras su estas de paseo por el campo.
Yo tuve un sueño muy lindo que me paso en una parte del ande de mi Perú, era fiestas en el pueblo y habían llegado mucha gente de la capital y de otros pueblos cercanos al lugar, mujeres muy bellas, que me quede sorprendido al ver tanta belleza, pensé yo que todavía podía encontrar a mujeres con sus trajes nativos, pero no fue así, ya se habían modernizado y eran muy bellas aún.
Una mañana mientras el sol empezaba a calentar el día, por mi delante pasaba una dama, yo gentilmente le salude, le pregunte que si era del lugar, y ella me dijo: si- pero no vivo en el pueblo, estoy viviendo en la capital del Departamento, allí estoy, yo no puedo vivir aquí, me trae muchos recuerdos que lastiman mi alma.- terminó diciendo
Le pregunte que te pasó, dímelo, me dijo - no puedo, no te conozco, no sé quién eres,  bueno le dije, - me presenté, le dije yo me llamo Tomás, vine solo de visita por la fiesta, no conozco a nadie, ella me dijo ¿verdad? , pues hace varios días que andas con las chicas de la municipalidad, yo le dije –sí, pero yo les apoyo en su programación de la fiesta y también estoy en la iglesia cambiando las luces, mejorando el sistema eléctrico, sí me dijo- si te he visto, pero no me acerqué a ti porque yo soy mujer casada y quizás tú eres libre.
Le dije no soy libre, soy preso de mis sentimientos, mi corazón está lleno de emociones y de sueños, y sonriendo me contestó: - vez no hay espacio para mí, ya lo sabía, se nota en su rostro, pero – le dije – tú eres bella, debes ser muy feliz sus ojos te delatan, eres muy bella, entonces ella baja la mirada y casi llorando me dice- no sabes el dolor que guardo en el alma- años han pasado y vivo con el recuerdo de aquel hombre que una vez le conocí en una fiesta como esta, le dije de  mis sueños y él lo acepto, pero al terminar la fiesta él se marchó, se llevó mi alma, todo mi corazón se lo llevó y desde allí no tengo calma, cada día sufro más, me casé para olvidarlo, pero no me ha dado resultado, por eso ahora vivo solo con mis hijas y ya no deseo vivir aquí, me trae muchos recuerdos.
Me cogido de los  hombros y con mucha ferocidad me dijo – me entiendes ahora, ¿porque tengo lastimada el alma?, moví la cabeza de arriba abajo y ella comprendió mi respuesta. Yo le mire fijamente por un instante y cogiéndole el talle le dije- el amor nos hace sufrir sin medida, pero hoy te debes a sus hijas, cuídalas, dales amor, pro nunca le cuentes de este dolor que encierra su alma, porque ellas pueden vivir con ese trauma y pueda ser que corran la misma suerte.
Gracias – me contesto- así lo hare´- y tú que me puedes contar, le dije – yo te diré que he visto en su pueblo hay mujeres muy hermosas – que día a día van al campo mostrando su garbo al caminar, - voy a ver si encuentro quien me pueda amar- porque dices eso-  me respondió, le dije yo también amé, pero yo la perdí se fue al cielo, ella bajó la cabeza, y un suspiro vuela al cielo y me dice – pero por lo menos tú sabes en donde está, yo no lo sé y le sigo amando.



Federico Mendo Te recuerdo más