lunes, 23 de mayo de 2011

TU REGRESO



Cuanto tiempo he sufrido por tu ausencia,
pero hoy al encontrarte ha revivido,
la llama del amor se ha encendido
porque siento el calor de tu presencia.

La vida nos condena al sufrimiento,
por tan solo tener el corazón latiendo
pero hay de aquellos que viven padeciendo
sin corazón, negando el sentimiento.

Hoy vienes a mi mujer mi bien amada,
trayéndome el amor y el consuelo
ven y juntos miremos este cielo
tan bello, tan grande y estrellado.

Estas de nuevo tú en mi alegría
con nuevos cantos de amor a mis oídos
regresas de nuevo a mí por los latidos
de tu pecho amante que así te lo exigían.

Y hoy que beso tu boca insaciable,
y me llenas de fragancia con tus besos,
no permitas que el dolor cubra todo eso,
con una traición de amor indeseable.

Por eso este regreso tuyo deseado,
para colmar mi sed con embeleso
ven pronto  mujer a darme un beso
y olvida para siempre lo pasado.

Y ahora de nuevo entre mis brazos
con la fe que nunca la he perdido
tu siempre fuiste el ser más querido,
por eso hoy lléname de besos.

viernes, 20 de mayo de 2011

MADRE BENDITA



Muy temprano hoy me he levantado
y en busca de mi madre he salido
llevando en mis manos estas rosas
para cubrirla su rostro con todas ellas.

            Y al llegar a ella la veo pensativa,
y en sollozos me dice – creí que no vendrías hijo mío,
porque muy lejos, muy lejos has partido
y solo a Dios le he pedido que te cuide-

            No permitas que hoy en este día
lacere tu corazón con tu tristeza
estoy lejos sí madre querida
pero cerca le siento tu amor yo cada día.

No quiero lágrimas por favor Madre bendita,
pues cada lagrima desgarra más tu corazón
hoy verte feliz es lo que quiero
y con un beso me des tu perdón.

Me aleje de ti mujer divina
en busca de una nueva ilusión,
el mundo nos enseña sin sabores
y nos trata tan duro y sin compasión.

Por eso hoy en tu pecho mujer eterna
deja que mi frente encuentre la paz
y mi cuerpo cansado de la aventura
recobre la ternura de tu amor.

            Feliz Madre querida, feliz en este día
al cielo le he pedido que te llene de bendición
no quiero esa tristeza, quiero ver tu alegría
porque este día, es día del amor.

REGRESA YA!


La noche ha llegado de repente
y el cielo gris se torna estrellado,
y te llamo amor que estas ausente,
para que vuelvas al hogar que has dejado.

Mis ojos se han cansado de llorarte,
mi fe la tengo marchitada,
yo no sé si olvidarte o amarte,
aunque en mi pecho te tengo muy callada.

Partiste una tarde ilusionada,
creyendo que allá lejos encontrarías,
más amor ...., pero no hallaste nada,
te di todo mi amor, ¿qué más querías?.

Por eso es que te pido que tú vuelvas,
que vuelvas a llenarme de alegría,
que dejes todo, pues aquí hallaras,
remedio para tus penas, canto y melodía.

No tengas miedo al regresar siquiera,
mi pecho amante como ayer te quiere,
vuelve nomás, tierno amor de primavera,
tierno amor, amor que aun no muere.

Vuelve por favor si me has querido,
si aun abrigas ese amor ardiente,
vuelve que todo no está perdido,
porque entre tú y yo, tú estás ausente.

ELEGÍA A UN AMOR




Cómo vienes a mí, ¡oh noble pensamiento...!
sabiendo que hace tiempo lo nuestro se acabó,
vienes alegre entre las olas jugueteando
y llegas a mi playa cansada de volar.

Tu vuelo fue tan largo, llegas a mí abatida,
un año hoy tu cumples, mi inocente amor,
hay noches en que vienes callada y escondida
me das un beso y luego, me dejas tu calor.

Por eso es que quisiera, vivir siempre dormido,
tener la imagen tuya, esclava de mi sueño,
pero eres tan divina que tratas de ocultarte
pues tienes miedo que un día grite: soy aún tu dueño.

Pero nuestros cuerpos se encuentran tan lejanos,
que ha pasado el tiempo y olvidado seré,
no existirán ya más, esas noches fecundas
donde me ofrecías tus besos y mucho más.

Mi niña de doce años, mi tierna amapola,
eres de mi huerto la flor más engreída.
hoy lejos tú de mí, te encontraras tan sola
pensando que una vez fuiste la elegida.

Un año más que hoy cumples, que feliz seas,
y olvida el romance de tu adolescencia tierna,
cambiará la mañana y yo estaré distante
tu pensando en alguien y yo amando a ella.

sábado, 7 de mayo de 2011

LOS OJOS DE MI MADRE




Hay unos ojos que no puedo recordarlo,
pues desde niño me robaron su mirada,
dicen que eran alegres como la alborada,
por eso es que ahora, no ceso de buscarlo.

Aquellos ojos que de mí se apartaron,
al amanecer el día cuando yo nací,
aquellos ojos tiernos, transparentes cual rubí,
ya no me abrigan, muy solo me dejaron.

Ojos benditos de mi madre amada,
de aquella mujer que nunca conocí,
ha muerto me dicen, pues sin ella viví
¡oh madre divina, sin ti no soy nada!

Me dejaste solo en este firmamento,
aunque otros dicen, que algún día volverá
los ojos de mi madre, mi guía siempre será

en este camino de mi largo sufrimiento.