martes, 29 de agosto de 2017

¿A DÓNDE VAN LOS MUERTOS?



Perdóname Señor hoy al pedirte,
que contestes a mi breve pedido,
tú que creaste al hombre y a la muerte,
porque no consuelas al corazón herido.

Muchas veces he sentido el alma rota,
porque he perdido a un ser querido,
siento que el mundo se va como una gota,
que derrama mis ojos por lo que ha perdido.

Las lágrimas también nos llenan de consuelo,
porque ya no se halla remedio para la muerte,
nos quedamos tristes, guardando el triste duelo,
deseando día a día encontrar una mejor suerte.

Yo no sé Señor porque pues he llorado,
y he sufrido tanto desde su partida,
si los recuerdos en mí están grabado,
y hoy cada día hacen sangrar mi herida.

He perdido a tantos seres en esta vida,
y hoy voy buscando una mano amiga,
que entienda que tengo el alma muy sufrida,
y que ese dolor, al corazón mitiga.

Por eso hoy mi Dios, te quiero preguntar,
¿Señor, las almas que se fueron dónde están,
dime si algún día nos volveremos a juntar,
pero dime:¿a dónde van los muertos, a dónde van?


sábado, 26 de agosto de 2017

TIEMPO DE ANSIEDAD





Deja algún día volar tus ansiosos sueños,
déjalo en el puerto  o tal vez junto al río,
que tu mirada se pierda buscando otros ojos,
que llenen el vacío o te cubran del frío.

Vamos junto al rio a escuchar un nuevo canto,
deja que las aves llenen tu silencio,
no permitas que de nuevo te visite el llanto,
que nadie te mire con odio y desprecio.

Tienes el encanto de la brisa del mar,
deja en sus orillas todas esas penas,
olvídate del llanto y ponte a cantar,
y veras que el ocaso pintaran tus canas.

No dejes que el sufrimiento cubra tu alegría,
date una escapada para ir al puente,
o a la playa aquella para ver tu sonrisa
no vivas en tristeza busca otra mejor suerte.

Dibuja en tu rostro toda tu felicidad,
no llenes tu alma con la pena inerte,
vamos has de tus sueños una prosperidad
y da gracias a Dios por cambiar tu suerte.

Es hora de verte saltar de alegría,
y tus brazos amables buscar la armonía,
el mar, tu morada,  es tu melancolía,

quiero verte feliz porque eres mi alegría.


lunes, 21 de agosto de 2017

TU AMOR DIVINO Dueto Federico Mendo & Consuelo Amaya






Federico
Ven de nuevo a mis brazos vida mía,
como aquella tarde cuando te conocí,
desde aquel momento fuiste mi alegría,
hoy que estas lejos, yo sufro por ti.

Consuelo

Sé que me esperas, ya voy contigo;
Espérame no tardaré en llegar;
Solo que tienes que ser mi amigo;
Porque la verdad, ya no te puedo amar.!

Federico

Pero así quiso el destino para nuestras vidas,
amarnos sin miedo a los comentarios,
pues nuestro romance tiene sus historias,
solo tu yo, lejos y solitarios.

Consuelo

El destino nos unió, ya es muy tarde para volver amar;
No importan los comentarios ni lo que diga la gente;
Sé que en todos los momentos te voy a extrañar;
Debo seguir mi vida y vivir el presente.!

Federico

Pero es una pena y hay que aceptarlo,
tu quizás pensaste no volver a amar,
pero fue tan grande y no voy a negarlo,
que tu amor es divino que tu amor es amar.

Consuelo

No nos lamentemos por cosas pasadas;
 Tal vez amarnos, fue una equivocación;
Fueron tantas noches de amor deseadas;
Que hoy tengo partido, completo  el corazón.!

Autor@ Consuelo Amaya (Colombia)
Federico Mendo ( Perú)



AMOR DE VERANO Dueto de Consuelo Amaya & Federico Mendo





Consuelo Amaya
Una tarde al caer el sol, nuestros ojos se encontraron;
Cuando paseaba por una alameda de frondosos árboles;
Algo surgió en nuestro interior, que de nuevo los ojos se miraron;
Las ramas se mecían y unas flores dibujaban tornasoles.!

Federico Mendo
Yo caminaba un tanto cansado de la vida,
intentando buscar  paz a mi alma fatigada
me sentía muy triste, me dolía la herida,
aquella que llevaba un tanto escondida.

Consuelo Amaya
Fue mágica la atracción y surgió un amor primaveral;
Encuentros furtivos aumentaban los sentimientos;
Todas las tardes hablábamos, sentados en el umbral;
Queríamos estar cerca en todos los momentos.!

Federico Mendo
En verdad tus ojos a poco pude contemplar,
aquellos que irradiaban ternura y amor,
tus labios rosados prestos queriendo besar,
tan solo te dije ya no quiero dolor.

Consuelo Amaya
Así mucho tiempo,  por la campiña paseábamos;
No podían faltar las  caricias  y los besos;
Tan unidos de alma y corazón, dulcemente nos amamos;
Un amor tan sincero y puro, colmado de embelesos.!

Federico Mendo
El verano llego trayendo este amor,
mis caricias llenaron toda tu pasión,
la campiña de fiesta con mucho fervor,
unimos este amor en una oración.

Autor@  Consuelo Amaya (Colombia)

               Federico Mendo ( Perú)


NO BUSQUES OLVIDO







Mi sonrisa seductora y mi galante corazón
te envolvió aquella noche en un rincón muy ameno,
te vi muy emocionada, te alegró aquella canción,
el cielo estaba en tus pies y yo estaba sereno.

Quizás lo que compartimos me llevo ambicionar,
pues te robé yo un gran beso, y tú me besaste a mí,
sabía que podía suceder  y yo solo supe esperar,
esa noche no lo puedo olvidar, aunque tú no estés en mí.

Hoy me vienes a decir que he destrozado tu alma,
yo todo te lo entregué en esa bendita noche,
ya no es tiempo de dolor, déjalo todo en calma,
recuerda todo mi amor y no busques un reproche.

En verdad yo nunca supe, qué querías tú de mí,
yo nunca te lo oculte, tu sabias bien mi historia,
hoy que solo me encuentro y vuelvo a pensar en ti,
esa noche no lo olvido, creo que perdí la memoria.

Quizás no te gusto mis besos que yo apenas te ofrecí,
no podía ofrecerte más, porque no me diste tu amor,
por eso tuve que huir y hasta me desaparecí,
yo ansiaba más pasión y hoy solo es un gran dolor.

Por eso no busques olvido te lo pido por favor,
porque no vas a conseguir que llegues a olvidarme,
yo no lo puedo negar, esa noche fue de amor,

tu tenías tu historia, por eso yo tuve que apartarme.


martes, 15 de agosto de 2017

CANSADO DE SUFRIR





Esta vida dura que me tocó vivir,
borró en mí todas mis ilusiones,
entregué todo mi amor para no sufrir,
pero solo recibí de ti desilusiones.

Borraron todo mi romanticismo,
hoy veo cada día como acaba la tarde,
sin un suspiro mío con algo de cinismo,
hoy me duele ver aquel amor cobarde

Destino mío tú que me conoces
tú qué sabes cómo me entrego al amar,
te pido por favor que no te marches
sin antes de secarme mis lágrimas al llorar.

Pero así estaba escrita esta historia,
así tuvo que suceder con este amor,
amé tanto que creí estar en la gloria,
pero al darme cuente vivía en dolor.

Ya no tengo tiempo para mis pensamientos,
ya no busco tampoco refugio en otra ilusión,
estoy cansado ya de tanto sufrimiento,

hoy quiero darle paz a mi pobre corazón.


jueves, 10 de agosto de 2017

TRATANDO DE OLVIDARTE




Solos tú y el mar en una noche oscura,
te ofrecí mi amor puro y sincero,
te di mis besos y también mi alma pura,
y me dijiste:- amor, tú eres el primero.

Desde aquella noche me envolví en tus brazos,
y contemple a lleno tu amor y tu hermosura,
mis palabras fueron calladas por tus besos,
y soporté tu pasión en aquella noche oscura.

Cuantas palabras encerraron nuestra mente,
cuantos momentos de encanto encontramos,
la noche fue muy larga y amanecía lentamente,
todas las promesas junto al mar lo dejamos.

Queda el recuerdo aún de aquella noche,
de todas las promesas que nos hicimos,
que yo volvería a ti por mar o por coche,
y amarnos por siempre prometimos.

Hoy todos aquellos sueños se esfumaron,
pues otro rumbo te llevo la tempestad,
hoy el mar recuerdo a dos seres que se amaron,
y que juraron amor hasta la eternidad.

Aquella playa le visito cada tarde,
y siento que me habla en silencio,
de que partiste una mañana sin alarde,
pero este corazón viene a buscarte como necio.

Amor de aquella noche a donde te marchaste,
sin dejar el rumbo para yo poder buscarte,
solo la noche me dice que una vez me amaste,

y que intente cada día, en tratar de olvidarte.

Autor: Federico Mendo Sánchez
Código Safe Creative: #0808200087384

PERÚ

viernes, 4 de agosto de 2017

TE TUVE QUE DEJAR







Quizás tú no supiste que tú ya no me importas,
que todo se terminó desde el día en que te fuiste,
no pude con tu carácter, no soporté otras cosas,
por eso fuiste olvidada y me olvidé que tú existes.

Hoy vienes y tú me dices, que te tengo embarrada,
que mis versos hace tiempo te vienen haciendo daño,
no tengo miedo a tus palabras ni tampoco tu mirada,
solo callé y te dije que nunca pensé en tu engaño.

Mis versos hablan de amor quizás llenos de fantasía,
también hablan de dolor porque no fuiste mi alegría,
yo nada tengo de culpa, cada uno hace su historia,
yo ya te he olvidado, ya no vives en mi memoria.

A otro podrás engañar que eres una mujer decente,
yo he vivido tu pasado y algo de tu presente,
por eso he decido sacarte yo de mi mente,
no me puedes reclamar no me creas un demente.

Sé que nadie es perfecto, pero usemos la razón,
no vengas hablarme así porque no tienes motivos,
tú ya fuiste olvidada, no estás en mi corazón,
no acepto esas palabras porque para mí son lesivos.

Qué pena que tú me das, con tu mirada perdida,
ya no está esa alegría que yo sabía encontrar,
siento que tú vives aún con tu alma muy herida,
y por el respeto que te tengo yo me tuve que callar.

No digas esas palabras porque todo es verdad,
nuestra historia lo hice versos y eso solo te pude dar,
mi amor siempre fue tuyo y busqué la felicidad,
mas tu traición cambio la historia, y te tuve que dejar.