martes, 22 de septiembre de 2009

SIN TI Y SIN AMOR

Soñé en el tiempo con detener la noche,
porque sabía que al amanecer te marcharías
llevando la figura de mi debilucho cuerpo
que vivió junto a ti por muchas noches.

Hoy que ya no estás, trato de buscar la paz
en cada sonrisa de un mendigo en la calle,
pero vienes luego a mí con tu pesada cruz
de aquel amor que fue y no pudo ser.

Es triste pensar en el pasado mal vivido,
en las noches de angustia a tu lado,
el placer se acababa cada mañana
y volvía a la realidad triste y mal parado.

No entiendo porque nos aferramos al dolor,
porque dejamos que la noche nos envuelva,
tu lecho frio muchas noches daba paz a mi alma
pero al amanecer estaba solo sin ti y sin amor.

Hoy lejos tú de mí y sin ningún sueño,
te doy las gracias por el tiempo vivido,
me enseñaste que amar es más dolor
que vivir solo buscando la felicidad.

AMOR OCULTO

Muchas veces considere que el amor ya no volvería,
que se había marchado de mí ya hace mucho tiempo,
pero así como llegó el dolor, llegó también la alegría
pues en una tarde entre cámaras y monitores llegaste tú.

Es un amor oculto que ha nacido entre sombras,
que la distancia se acorta cada tarde en un micrófono,
que sonríes ante la cámara diciéndome – hola -
y callado sonrió y te digo ¡te amo! en otro tono.

Ay amor lejano, amor callado, amor que no estás
pero te siento entre el teclado de esta noche fría,
mis ojos se quedaron despiertos esta noche
pues dices que vendrías y yo te espero.

Pero ya ves no has llegado y solo me he quedado,
recordando el tiempo frente aquel monitor
las horas pasan y me llegan los mensajes
de un amor oculto, divino y fugaz.

TENIA QUE SER ASI

Tenía que suceder tarde o temprano,
tenía que darme cuenta que tu amor no era mío,
hoy por más que trates de ofrecerme amor
ese cariño tiene dueño y te lo debes a él.

No es posible amar y hacer sufrir a otro,
no es justo soñar con pasión con amor ajeno,
tenía que ser así, perder es doloroso,
pero amar a medias es más peligroso.

Por eso, te dejo en libertad como el viento,
libre como el ave que va de nido en nido,
pues tenía que ser así, tú lo quisiste,
no trates de confundir hoy tu gran amor.

Ya ves, que por amar los dos perdimos,
tú por amar equivocadamente tu destino,
yo por dejarme seducir de tus palabras
pero dejarte era lo mejor tenía que ser así.

FLOR DE AMOR


El tiempo ha pasado tan rápidamente
ya van dos años que te fuiste al cielo,
tus ojos marchitos del llanto se opacaron,
las heridas de la vida te acabaron
pues ya no se puede vivir en esta vida.

Muchas veces a tu tumba he visitado,
y al acercarme siento tu voz que me arrulla,
por más que te llamo, todo es silencio
el vaivén de las flores me llenan de miedo
porque aún no entiendo porque te fuiste.

La vida que llevo es un precipicio,
tus cartas ahogan mi llanto a la vez
por más que te llamo, por más que te busco,
tan solo me dicen ella ya no esta
se ha ido muy lejos, Dios lo quiso así.

¿Pero no dicen que Dios no quita lo que da?,
porque Señor mío, porque me lo quitaste
sabias que era mi diosa, mi Flor de amor,
porque has permitido que se lleve todo
si ella era mi vida, mi Diosa de amor.
11 Marzo 2009

NO SABEN AMAR

Hay corazones que nacieron junto al hielo,
y que allí hicieron su morada para siempre,
aquellos corazones de nutrieron de ese frio
por eso aquellos corazones no sienten dolor.

Hay corazones muy tiernos y amorosos
que llenan la soledad con una sonrisa,
te dan una caricia y luego se alejan
para volver mañana con una ternura.

Pero hay corazones que dan mucha pena,
que aman y creen también ser amados,
pero la vida es una y el camino es largo,
pero hay corazones que no saben amar.

Dime tú, que corazón tienes, que alma sostienes
si te amé sin medida porque no me quieres,
si te di mi encanto y mi sueño divino
de ser para siempre sólo para ti.

Pero hay corazones que no saben amar,
que en sus venas circula solo vanidad,
esos corazones nacieron junto al hielo
se nutrieron de frio no conocen el dolor.

Pero qué hacer entonces con esos temores
de amar sin medida con mucha pasión
solo a Dios le pido ya no más dolores,
que acabe con aquellos que no saben amar.

jueves, 10 de septiembre de 2009

A MI PADRE JUAN MENDO


A Juan Mendo Romero

Quien aquel hombre de la mirada triste,
que va por la vida sembrando esperanzas,
quien aquel hombre que el dolor resiste,
con tesón y ternura, sin conocer la venganza.

Quien es aquel hombre de la callosa mano,
de la mirada profunda y el corazón tierno,
¿es acaso un roble, un acero?. ¡No! es humano,
es hombre de carne y hueso, no es eterno.

Quien es aquel hombre que sueña con el mañana,
que no tiene un solo corazón, ni un solo pecho,
quien es, para quien la tarde acaba al salir la luna
y toda acción que hace está bien hecho.

Quien es aquel hombre que de tez curtida,
por el duro frío del inmenso mar,
va tras sus redes sangrando una herida
nos da una alegría y nos enseña amar.

Quien es aquel hombre que va cada día,
siguiendo tus pasos a donde tu vas,
quien es aquel hombre que con su melodía,
por una caricia ni gracias le das.

Quien es aquel hombre, que con su encanto,
juntó en su corazón a mi dulce madre,
quien es aquel hombre que se oigo su canto
como aquel de antes junto a mi cuna,
aquel hombre, aquel hombre es mi Padre.

AQUELLA HISTORIA

Cuando todo era amor y alegría,
te di un beso con amor profundo,
sentí que el corazón se me partía,
no poderte decir cual era mi mundo.


Cogí tu cuerpo, estreche tu mano,
y sosteniendo tu hombro mi cabeza,
te dije muy quedo- te amo como humano-
sin sentir que era una vileza.


Cogidos de la mano, ya casi en el ocaso,
anduvimos muy lejos sin mirar atrás,
mi alma tenía miedo, sentía el fracaso
de poder perderte y no amarte más.


Y anduve conteniendo toda la verdad,
tenía miedo pues iba a perderte,
pero te dije – te amo con sinceridad,
nunca dejaré de quererte -.


Y cuando el sol ocultarse quería,
te ceñí a mi cuerpo y mordí tus labios,
tenía rabia, mi corazón moría,
mis labios iban quedando muy fríos.


Pero al final de todo, mirando al cielo,
con palabras cortas y casi llorando
te dije- te amo- y aunque me vista de duelo,
tengo una niña, que me está amando.


Si a esa niña también tú quisieras,
el cielo y la tierra para siempre se unieran
entonces sí, juntos donde quieras,
será nuestro amor una cosa sincera.


No llores amor, no sirve el llanto,
el amor que tenemos es grande y puro,
no sufras pues, ya sabes mi encanto,
que te amo tanto con amor seguro.


No te pongas triste que te estás acabando,
verte así, me causas dolor,
yo sé que tú sigues creyendo y amando,
que los dos somos un solo amor.


Si tú no comprendes mi triste pasado,
si tú no comprendes que por ti muero,
entonces sepúltame, que quede acabado
aquella historia de la que más quiero.

VOLVERE

Volveré otra vez a tu lado esperanza mía,
trayendo mi ternura y mi encanto todo,
te contaré mi historia de las mil y una noches
de aquellas aventuras tan lejos de ti

Posaré en tu pecho mi agotado cerebro
mi alma cansada junto a ti estará
y entonándome un canto me quedaré dormido
mientras mi sueño velas, junto a mí estarás.

Porque ayer junto al mar tu vida y la mía,
enlazadas iban con un rumbo seguro
preservando siempre nuestro dulce futuro
y en mi cansado sueño, junto a mí estarás.

Ni el vaivén de las olas, ni el silbido del viento
a mi pensamiento dejan en ti meditar,
pero todas las noches en el cielo te encuentro
y no dejaba de verte en mi dulce andar.

Ya la noche oscura ha llegado temprano,
y mi pensamiento vuela hacia donde estás,
mi destino va en busca de la noble victoria
de encontrar en su seno la tranquilidad.

Ay de mí esa noche que mi mente no te halle,
me sentiré solo con ganas de morir,
ya no habrá una mañana que a mi alma despierte,
y mis ojos por siempre no verán la luz.

BUSCANDO LA PAZ

Cuando una tarde fría muy lleno de cansancio
mi mente transformada e incomprensible
y queriendo yo dar paz a todo aquello
salí de repente a buscar tranquilidad.

Mis pasos se enrumbaban por distintos senderos
no todos prometían hallar paz y sosiego
más mi mente intranquila dijóme muy despacio
haz caso a tu mente y a tu corazón que son tus guías.

Y fue así como tomé aquella vereda
silencio no había... que ruido infernal
- a donde pues me llevas corazón mío –
le dije entrecortado y seguí el camino

La ciudad no estaba tranquila, había movimiento
el pito de los carros, la alarma de una emergencia
más y más enturbiaba mi cuerpo sediento
de una paz, un sosiego y tranquilidad.

Me encuentro con un amigo y a él le explico
lo que ando buscando desde hace tiempo atrás,
y el muy jocoso contesta- halla en el cementerio
hallaras la paz- pues ni eso creerlo puedo.

Es mentira todo lo que él me ha dicho
el pobre nace pobre y muere más pobre
que ni paz en el cementerio encuentra
porque hasta la tierra que la cubre tiene precio.

Entonces me pregunto- que hizo Cristo por mí-
si estuvo en la tierra porqué no acabó con el mal
el mundo se ha convertido en un vil salvajismo
donde el rey o soberano es el hombre más fuerte.

Hermana felicidad donde te encuentras,
que brazos te tienen, que lecho te cobija,
felicidad, porque no llegas al pobre y necesitado
porque te vistes de seda, si para eso no naciste.

Tu madre fue la humildad, tu padre el sufrimiento
tu hogar fue el amor, tu hermana la virtud
tu defecto es vivir pues no vives para el pobre
te alejas donde te compran con el oro y la plata

Donde encontraré esa paz y el sosiego
cuando hallare la felicidad que espera mi alma
no quiero morir sin antes hallarla
para ver que rostro tienes felicidad.

AMOR PERDIDO

Me he quedado solo como aquel pajarillo,
que en solitario vuelo cruzando va el mar,
ya no tengo a nadie como mi lazarillo,
he sufrido mucho por querer amar.

Solo en mi memoria le llevo a mi hija,
la niña bendita que Dios me la dio,
su madre que un día al mundo trajera,
me olvidó para siempre sin ninguna razón.

Yo que he amado con corazón noble
yo que un día todo mi amor le di,
hoy ya no se acuerda, pues estoy muy lejos
pues solo suspiros hoy quedan en mí.

Mi alma doliente vive abatida
no tengo aliento para poder vivir
mi mirada se eleva cono una plegaria
pidiendo sosiego para mi corazón.

Y al no hallar una pronta respuesta
mis ojos se nublan y empieza su llanto
que culpa ellos tienen si solo al mirarla
me obligaron amarla y amándola estoy.

MI JESUS

Si en la vida llevas una buena suerte,
da gracias al cielo a Cristo el Señor,
cumple sus mandamientos, no temas a la muerte
pues Él da alegría y también dolor.

En la tierra solo eres pasajero
él ha preparado allá una mansión
dedícale un canto, un salmo, una oración
entonces en su lista tú serás primero.

El Dios que tú crees te salvara la vida
tened fe constante y nunca le descuides
pues es muy celoso y te causará herida
si ayer tú creíste y ahora no crees.

Para él te promete una vida aparte
sin pena, sin tristezas, sin llanto
El ha dicho que allá en el cielo podrá entregarte
la vida más amplia que nunca has soñado.

Por eso es mi canto, en mi musa y en mi alma
la tengo presente a quien mató mi dolor
solo en él hallo la fe y la calma
en mi buen Jesús el gran Redentor.

ANTES QUE TU

Antes que tú llegases, mi vida no tenía rumbo
mis pasos tomaban distintos rumbos
como van aquellos tristes peregrinos
buscando paz y amor de tambo en tambo.
Antes que tú llegases, a muchas pertenecía,
unas me daban su amor, otras su melodía,
mas a nadie mi amor ofrecía
porque de todas ellas nadie me complacía.
Las tuve mucho tiempo a mi lado,
más llegarlas a amar no podía,
fueron ellas muchas veces mi hado
que nunca supieron brindarme alegría.
Y llegaste tú con aquella mirada,
con esa amistad con esa sonrisa
en tu sueño pedías estar enamorada
y al despertar decías: - es amor deprisa-
Fue así como tu corazón por mí latía
más el mío tan fuerte me oprimía
haciendo que cada día yo más te quisiera
llegando a amarte hasta que muera.