jueves, 24 de enero de 2013

TE DEJO MARCHAR




Siento que el tiempo pasa y el amor se duerme,
siento un vacío inmenso por ese gran dolor,
quiero amarte más y siento que no puedo,
hay alguien que ha distraído nuestro amor.

Siento tus manos frías y tus labios tersos,
siento tu cuerpo al mío y me parece que no estás,
siento mis dedos prestos a escribir estos versos,
porque sé que algún día tú te marcharas.

Siento que el día acaba y me siento triste,
porque tal vez mañana en mí no estarás,
y siento que te alejas del ser que amaste,
y una noche me dijiste:- no te olvidaré jamás-

Siento yo mi vida transitar apenado,
porque sé que más tarde ya mía no serás,
aunque tras tu promesa quede todo olvidado,
yo te  juro que nunca tú me olvidarás.

Y siento pena al verte, que te alejas tranquila,
que muy presurosa te haces al andar,
me dejas un beso, me dices te quiero,
y yo tras mi orgullo te dejo marchar.

viernes, 18 de enero de 2013

DÉJAME SER TODO




Deja que esta noche descanse en tu pecho,
que mis manos tiernas cubran tu hermosura,
deja que el silencio se meta en nuestro lecho,
y hagamos el amor en esta noche pura.

Deja al descubierto tus cálidos senos,
que mis labios cubran todo tu pezón,
deja que mis besos sean casi eternos,
y pueda yo meterme en tu corazón.

Deja que la brisa nos cubra la noche,
y que en tus brazos yo caiga rendido,
entrégate en mis quejidos sin reproche,
y hagamos el amor hasta lo permitido.

Deja que la música arrulle mis oídos,
y tu lengua ardiente, devore mi quimera,
deja expresar todos mis sentimientos,
deja que explote mi pasión sincera.

Deja que esta noche te enseñas las estrellas,
y como aparece la luna en el mar,
déjame decirte muchas cosas bellas
déjame en tu lecho por fin descansar. 

martes, 15 de enero de 2013

LA OTRA...





Ha muerto, se escucha en las calles silenciosas,
y en su hogar solo dos cirios están encendidos,
unas cuantas flores entre ellas rosas,
se oyen llantos y junto a él hay niños dormidos.

            Ya no estará en el hogar cada mañana,
            y la tristeza estará siempre desnuda,
            una mujer ha llegado de tierras muy lejanas,
            y esta entre ellos, sola, triste y muda.

Se ha vestido de luto, aunque ella no quiera,
la noche esta triste pero muy estrellada,
sola, llora por el ser que está muerto,
nadie la conoce, está sola y callada.

            Se acabo su amor y todas las ilusiones,
            y la llevan a enterrar como es de costumbre,
            ella llora en silencio recordando pasiones,
            a muerto señores, ha muerto su  hombre.

Y ella tras el féretro pues sigue llorando,
y se acerca tan junto y le dice: - te quiero –
se despiden todos y ella va quedando,
por la promesa aquella: de que si mueres, también yo muero.

            Ahora se preguntan ¿quién es esa mujer que llora?
            que en sus ojos vislumbra una lágrima radiante,
            ¿Quién es esa mujer que la sigue y que implora?
            y una  voz se escucha que dice: - es su amante-

SECRETO ETERNO





Nuevamente mis labios han besado
unos labios que ayer fueron mi embeleso
y preguntándome ¿por qué me has dejado?
te apresuraste tú a darme un beso.

Porqué te olvidaste de mí, si yo te quiero
me dices sonriendo – hoy lo confieso –
no sabes que en mis labios permanecen entero
aquel beso puro, tu último beso.

Hoy que me tienes a tus pies vencido
añoro el pasado con gran embeleso
eres tú me dices a quién más he querido
por eso hoy quiero darte este último beso.

Yo sé que estos besos han sido robados
porque tú perteneces a ella y yo a él,
pero este beso de amor a él no le he dado
por ti me he convertido en mujer infiel.

Nadie podrá borrar de mí tu nombre,
ni sacar de mis labios tu beso ardiente,
aunque en tu lecho tengas a ese hombre
tú me amaras en secreto eternamente.


viernes, 11 de enero de 2013

ALMA DE MARINO




El sol muy temprano, las playas ha besado,
el alba presurosa mi sueño ha truncado,
desciendo de mi lecho y me dicen:- te han llamado –
apresúrate, tu nave de pronto a zarpado.

Y es verdad lo que obtuve en mi sueño,
mi nave a empezado sus máquinas a andar,
y de esa melodía que ayer fui yo su dueño,
hoy anclado queda, pues no lo puedo llevar.

Me quedo muy tranquilo, mirando la estela,
y una mano amiga que me dice .. adiós...
la recuerdo entonces de aquella noche bella,
en que prometimos juntos amarnos ante Dios.

Las aves van pasando de regreso a su nido,
el rumbo de esta nave no sé a donde ira,
el frío se avecina, las estrellas han salido,
y contemplando al cielo hay un rostro que me mira.

¿Cómo has llegado hasta allí amada mía?
pregunto presuroso queriendo entender,
mi rostro con la brisa se llena de alegría,
y escucho que me dices: - no te puedo perder –

El cielo está muy claro y sola una estrella,
que vaga solitaria por donde quiera que voy,
que cuida de mis noches tan frías y tan bellas,
que siento que no duerme y que a su lado estoy.

Le pido mil favores, le pido que se esconda,
no quiero que a mis ojos la vea pues llorar,
le digo tantas cosas y ella no responde,
y por más que me escondo no me deja de mirar.

Ay triste sentimiento que llevo en mi pecho,
ay amor eterno que te deje al partir,
te quedaste envuelta en las sabanas del lecho
de aquella noche inmensa que nos toco vivir.

Hoy que me encuentro lejos de ti mujer amada,
y que en el puerto de tu fantasía aguardando estás,
tengo miedo la noche, el frío y la alborada,
porque ella me habla cuando tú no estás.

Que hermoso hubiese sido llevarte en mi equipaje,
y mi alma de marino en las noches entregarte,
enseñarte en las noches del mar su gran paisaje
y amarte  para siempre, y  nunca dejarte.

miércoles, 9 de enero de 2013

PROHIBIDO AMOR










Ante los ojos del mundo,
todos dicen que es pecado,
tal vez por ser yo un vagabundo
y tú una mujer casada.

La gente prohíbe nuestro idilio,
pero no saben lo que está dentro de ti,
mi corazón te ama como un niño,
y ahora no puedo vivir sin ti.

Me juzgan también por ser casado,
y que no tengo derecho a amar,
tienes mi cariño muy bien ganado,
y separarnos nunca podrán.

Me dicen que soy aventurero,
y que nunca supe amar,
hoy vive mi corazón prisionero
de una mujer que me hace soñar

Así nos llaman la gente,
y razón no lo puedo hallar,
grítenme quizás demente,
porque no puedo dejarla de amar.

Eres tú mi amor prohibido,
eres tú mi inspiración,
eres la mujer que he preferido
llevar dentro de mi corazón.

Todos dicen que nuestro amor es pecado,
por eso te pido oh mi buen Señor,
envíanos en esta tierra el castigo merecido,
pero no me quites mi prohibido amor.