miércoles, 22 de agosto de 2012

MUJER PROHIBIDA





Ha nacido un amor porque negarlo,
pues tiene hecho pedazos el corazón,
amó una vez con pasión y por amarlo,
pues le pagaron mal no encuentra razón.

Hoy quiero decirle que curare sus heridas,
con la piel de mi noble corazón amante,
volverán de nuevo las nuevas golondrinas
a posarse en su alma de buen caminante.

No dudes en amarme vida mía,
con la pasión más tierna de esta vida,
quiero las noches de amor con alegría,
para poder curar tu frágil herida.

Es un sueño quizás lo que me pasa,
pues siempre fuiste la mujer prohibida,
siento pasión cuando estas en mis brazos,
siéntete mujer, oh, mi diosa amada.

Que te dirán hoy viéndote tan alegre,
sin derramar lágrimas por un amor fortuito,
eres mi ensueño, eres mi alegría,
eres el bien que vino del cielo bendito.

No olvides de nuestras noches de amor,
ni de la pasión que guarda tu sentimiento,
te amo tanto, que me llenas de furor,
pero es que en verdad tu amor es mi alimento.

Vivamos este amor con pasión y entusiasmo,
y nunca dudes de este amor sincero,
pues quiero que sientas en todos tus orgasmos,

todo el calor que lleva un amor verdadero.

viernes, 10 de agosto de 2012

ESTA ÚLTIMA NOCHE



Esta noche mujer te he visto triste
no eres la de antes- ¿cuál es la razón?
es esta noche la que tú misma quisiste
para hacer de nuestro amor un solo corazón.

Esta última noche que juntos estamos
tú de mi mano muy fuerte cogida,
me dices:- ¿amor, a donde vamos?
a coger nuestra estrella preferida –

Porque la tristeza ha penetrado en tu alma,
despójate pronto antes que te haga suya,
-ven, busquemos la noche, hallemos la calma
no duermas, despierta que la noche es bella –

Esta noche es nuestra, porque la buscamos,
porque nuestros cuerpos así lo desean,
no mires la luna, porque los enamorados
se esconden de ella para que no les vean.

Es la noche  oscura la más deseada
cuando las estrellas salen aún muy tarde,
ven hoy a mis brazos dulce enamorada
descansa en mi pecho, mi cuerpo está que arde.
           
Porque será extensa esta noche fría,
deja que la muerte vaque en su coche,
no ves en mi rostro la tierna alegría
ven, que serás mía, esta última noche.


ME QUEDÉ CON MIS PENAS



Hoy lejos tú de mí, yo sin destino
pido a Dios que me dé la fe perdida,
que enrumbe de nuevo mi camino
porque te fuiste lejos mujer querida.

            Todavía tu canto susurra en mis oídos,
y a los lejos escucho oír tu voz,
fueron tiempos mejores, hoy se han ido
me quedé con mis penas y mi cruz.

            Por eso tiemblo hoy al recordar
que una vez bebí en esos labios
el dulce néctar que me supiste dar
pero te fuiste, hoy viven de frío.

            Y pensando que algún día volverás,
guardo aún tu juguete preferido,
si vuelves pronto, sé que encontrarás
latiendo el corazón que has querido.

            Aunque el canto de amor de cada día,
cual alondra que canta en su nido,
ese canto de amor fue mi alegría
me quedé con mis penas, pues te has ido.