lunes, 19 de diciembre de 2016

LÁGRIMAS DE MUJER






Tengo pena en el alma, por amarte tanto,
porque en mi vida tu acabaste mi calma,
hoy este sufrimiento se convierte en llanto,
y me duele el corazón y también el alma.

No debí amarte tus besos me ganaron,
y te entregué todo sin pedirte nada,
hay muchos que dicen ellos se amaron,
pero nadie sabe que viví ilusionada.

No es tuyo mi llanto, déjame en mi sufrimiento,
vete en silencio por favor sin mirar atrás,
sé que no podré sacarte de mi pensamiento,
pues eres como las olas que vienes y vas.

Mi llanto no importa si es por amarte tanto,
mis lágrimas brotan por tanto amor,
mi alma enamorada vive hoy en llanto,
no debí amarte, es grande mi dolor.

Pero voy en silencio tratando de olvidarte,
hoy una mano amiga se ha unido a mí,
mis lágrimas son puras porque supe amarte,
más tu no me entendiste y te fuiste sin mí.

Sé que amar en esta vida, no siempre es felicidad,
tú amor no era seguro, sabía que te iba a perder,
pues te entregue mi pasión con mucha humildad,
hoy solo me quedan lágrimas de mujer.


YA NO VUELVAS





Así me quede aquella tarde esperándote,
pues tú me dijiste que pronto volverías,
te esperé así porque estuve deseándote,
sin saber que nunca tú regresarías.

Que injusta fue conmigo la vida,
para pagar  tanto amor con soledad,
te esperé y mi corazón sintió la herida,
que tu ausencia prohibía mi felicidad.

Me quede con mis sueños aquella tarde,
y se quedó mi cuerpo llena de pasión,
hoy tú no estás y siento que mi cuerpo arde,
y la herida está matando a mi noble corazón.

No concluyo porque sangra la herida,
si tu pobre cariño no pudo llegar,
quise ser tu sueño, ser tu preferida,
quise ir contigo a ese grandioso altar.

Por eso es que ahora olvidarte he preferido,
ya saque mis ilusiones de mi corazón,
ya no vuelvas por favor si tú lo has decidido,
porque de mi boca no escucharas el perdón.


ESTÁS EN MÍ




Déjame mirarte a los ojos fijamente,
y percibir la tierna luz de tu mirada,
te extrañé mucho y quizás perdidamente
todos los días desde mi partida.

Hoy que te tengo con amor quiero decirte,
que extrañé tus besos y también tu calor,
hoy solo me queda por amor pedirte,
que me envuelvas pronto con todo tu amor.

Hoy  solo percibo tu voz y tú aliento,
y mis noches frías ya no volverán,
hoy  estas a mi lado y en mi pensamiento
entrégame esos besos que en tu boca están.

Sé que yo nunca podré olvidarte,
tus cálidos besos habitan en mí,
te juro amor mío hoy quiero amarte,
porque yo no puedo vivir sin ti.

Pero que distante es el camino andado,
porque hubo noches que necesite de ti,
mi corazón hoy vive de ti enamorado,
hoy tengo días y noches porque estás en mí.


lunes, 12 de diciembre de 2016

VOLVERÉ POR TI





 Cuantas tardes te dije que te amaba,
muchas veces lo hice muy apresurado,
la noche era intensa y temía el alba,
porque mi nave continuaba su destino.

Cuantas tardes en tu playa misteriosa,
bajo el sol que quemaban nuestros besos,
cuántas tardes amor fuiste mi diosa,
por eso hoy al cielo elevo mis rezos.

Ahora es muy difícil tratar de olvidarte,
pues tu cuerpo ha dejado su embeleso,
todas mis noches he vuelto a soñarte,
que vienes sobre las olas y me das un beso.

Es imposible querer yo ocultarte,
toda la pasión que mi cuerpo encierra,
solo el mar me enseño así amarte,
pues mi mundo es el mar y tú en la tierra.

He de volver de nuevo a tu lado,
trayendo en mis manos tus caricias,
yo sé que nuestro amor no es pecado,
más bien es un mundo lleno de delicias.

Volveré por ti y por ese gran sueño,
de tenerte entre mis brazos cada día,
soy el amor que buscaste, soy tu dueño,

soy la estrofa de tu alegre melodía. 

viernes, 9 de diciembre de 2016

YA NO PUEDO MÁS




Me siento vacía, sola y sin abrigo,
y miro al cielo buscando los recuerdos,
de aquellos días de amor y de sosiego,
yo acariciándote y tú escribiendo versos.

Hay noches en soledad que encuentro el llanto,
y mis manos juguetean por tu pecho,
me miras y tu mirada encierra el encanto,
de todas nuestras noches en mi lecho.

Aprieto muy seguido tu cuerpo al mío,
como queriendo robar todo tu aroma,
te apegas junto a mí para matar el frío,
en aquel infinito que en la cima asoma.

Siento tu cabeza reposar sobre la mía,
y concibo palpitar tu corazón henchido,
me das un  beso y me llenas de alegría,
y te marchas luego como has venido.

Ese es el amor que vive en mi pensamiento,
que cada día alimento con mis penas,
siento que te vas en las nubes y mi sufrimiento,
se queda siempre en mí junto a mis canas.

Y me siento sola como el viento puro,
de aquellas mañanas de nuestro gran amor,
hoy estoy tratando de hacer un corazón duro,

porque ya no puedo más con mi dolor.

MUJERES DE ESPERANZA







Déjenme decirles estas alegres coplas
a ti mujer blanca y morena de mi patria,
de manos de oro y de alegres miradas,
déjenme decirles que hoy están en la gloría.

Manos morenas y blancas de ternura,
que muchas mañanas nos llenaste de alegría,
tienen el alma noble de toda mujer peruana,
tienen el acento de esta mi nueva melodía.

En la cancha vas dejando tu juventud,
y tu alegría en cada día de entrenamiento,
mujer peruana tienes el coraje como virtud,
y llevas a tu Patria en tu pensamiento.

El pueblo te quiere y te sigue donde van,
no solo tú sufres en cada balón perdido,
la voz de tu pueblo acallar quisiera,
cuando en el piso te vemos rendida.

La barra te sigue, mis lágrimas están contigo,
y mi pecho se hincha al ver tu salto y punto,
la alegría viene al equipo y tus manos cual testigo
de grandeza de mujer guerrera nos dice: … punto.

Mujer del vóley peruano a ti mi homenaje,
tú que has puesto el alma en cada partido,
tu patria está orgullosa mujeres de gran linaje,
de alma roja y blanca por todo lo sufrido.

La gloria lo han conseguido aunque no traigas medalla,
tu esfuerzo quedo en el partido junto aquella net,
el balón ha rodado y en él va tu alegría o tristeza,
porque aunque no traigas oro eres mujer de grandeza.

                  Tailandia, 4 agosto 2013


miércoles, 7 de diciembre de 2016

NO DIGAS NADA




Te he sentido tan mía como una diosa,
en el silencio de la noche y sábanas frías,
ha llegado el invierno y mi triste rosa,
por tanto frío se marchitó sus hojas.

Mis manos tu cuerpo van recorriendo,
y tu alma entera ingresa en mi ser,
bésame lentamente tú me vas diciendo,
hazte tuya por siempre ¡oh mi gran querer!.

Nuestros cuerpos descansan en la tibia alcoba,
y tus manos al acariciarme, pierdo el sentido,
no me dejes amor, me dices, no me dejes sola,
llévame en tus huesos como un ser rendido.

Todo nuestro cuerpo se siente agotado,
de todas las cosas que por fin hemos hecho,
pero déjame decirte que por fin he llegado,
a darte una esperanza sobre este lecho.

Qué más puedo darte si soy todo tuyo,
si en la tarde aquella descubrí tu encanto,
cállate, no digas nada, todo fue un barullo,

que se llevó la noche junto a un triste llanto.

RECORDÁNDOTE


He ido en tu búsqueda, ¡oh! mujer amada,
mujer de las tardes majestuosas de verano,
y he encontrada una tumba fría y desolada,
pero está en mí todo tu amor de ser humano.

He callado el dolor de aquel momento,
y he sentido mis lágrimas rodar por mis mejillas,
ha pasado el tiempo y estas en mi pensamiento,
estas en mi cielo confundida entre las estrellas.

Fuiste mujer valerosa abnegada y fuerte,
pues en tu dolor nunca estuve presente,
sé que en el cielo está la mejor suerte,
pero sigo llorando aun porque estas ausente.

Gloria a ti mujer ¡oh madre bendita!,
que en mi existencia estuviste prendida,
ahora voy por el mundo llorando una cuita,
pues no puedo comprender tu pronta partida .

Ahora quiero decirte que nunca me abandones,
pues hoy con mis versos quiero agradecerte,

desde donde te halles dame tus bendiciones,
oh mujer querida nunca podré olvidarte.

                                                                       1 de agosto 1924-2013.

lunes, 5 de diciembre de 2016

TU LLEGADA



Te he visto llegar tan presurosa,
sonriendo a un amigo le saludas,
yo de lejos mis manos oprimen una rosa,
y voy hacia  ti con manos temblorosas.

Me miras y sonríes a tus anchas,
y me dices en donde has estado,
callado te digo: ¿aún me amas?,
y me dices: sigamos caminando.

Callado yo, tus pasos trato de seguir,
un amigo junto a ti va muy motivado,
me viene a la mente que no debo sufrir,
que si una vez te amé no fue envano.

Conversas con el muy complaciente,
y tus manos cogieron las mías muy fuerte,
como queriéndome decir te amé aun ausente,
hoy quiero que tus versos llenen mi mente.

Te di un beso tal vez muy apresurado,
el auto seguía su rumbo señalado,
mi angustia de no verte había terminado,
y empezaba de nuevo lo vivido.

Años de juventud llenaron por un instante,
aquel momento cuando te vi llegar,
en mi mente estaba tu figura muy presente
solo quería que vuelvas para volverte amar.

Y así se detuvo el auto en una morada,
impaciente nuestros cuerpos y con miedo,
se vieron cruzados entre sabanas envueltos,
sintiendo en plenitud todo nuestro deseo.

Mis manos acariciaban tus frágiles senos,
te besaba con ansiedad de tiempo perdido,
tus manos cogían mi cuerpo con deseos,
de hacerme tuyo como lo habías querido.

Y fuiste mía amor aquella mañana,
y grite de pasión porque era algo distinto,
acaricie tu cuerpo y te envolví en mi sábana,
y penetre en tu alma todo mi instinto.

Hoy esa sensación en mi cuerpo habita,
y te desea cada instante de mi vida,
me dices que volverás y eso me excita,
porque eres amor, pasión y mi alegría.

Espero siempre cada día tu llamada,
para volverte a ver de nuevo una mañana,
y llenarnos de pasión junto a una almohada,
vuelve pronto por favor que espero tu llegada.


                                                     9 marzo 2013.

viernes, 2 de diciembre de 2016

SANGRA MI HERIDA




Amaneciste en mi sueño muy radiante,
como ayer prendida en mi almohada,
como ves las horas caminan lentamente,
y mi triste alma sigue aun de ti enamorada.

No pude esta noche conciliar mi sueño,
pues he sentido la frialdad de la muerte,
te llamé muchas veces creyendo ser tu dueño,
mas había olvidado el castigo de mi suerte.

Mis manos buscaron tu cuerpo angustiosas,
en esta tenebrosa noche de mis sueños,
más te he visto sonreír y he sentido tus caricias,
como aquellos tiempos de pasados años..

Ese es el amor que un día hemos vivido,
y que me diste a medias en cada noche,
pensando en el que dirán hemos sufrido,
pero así nos amamos sin miedo y sin reproche.

Hoy es envano querer reconciliarnos,
me dices que me amas y no me olvidas,
te creo a veces y otras veces maldecimos,
el momento que se cruzaron nuestras vidas.

Ya no hay remedio a tanta injusticia,
mi amor cansado ira a buscar su abrigo,
hoy en mis noches no siento tu caricia,
pues tengo la soledad como amigo.

Que más podría pedir a mi destino,
si te amé mucho y tal vez sin medida,
cuando trates de pasar por mi camino,
no olvides que por ti sangra mi herida.


CHIMBOTE QUERIDO



Puerto Mayor, por tus arenas hoy he caminado,
y he sentido en mi cuerpo el aroma de tu esencia,
una gaviota hacia la Isla Blanca va en lento vuelo,
trayéndome los recuerdos de mis años de infancia.

Tu boulevard de esculturas de mármol y floridas piletas,
tu majestuoso Cerro de La Paz atraen al provinciano,
tu siderúrgica de ayer, hoy tan solo son recuerdos,
los rieles de tu viejo tren ahora han tomado otro destino.

Cada 29 de junio tu bahía se engalana de fiesta,
porque San Pedrito patrón de los pescadores,
en el mar sobre un navío lentamente se divisa,
dejando en su estela bendición a los trabajadores.

Eres Chimbote tierra de los yungas y chimúes,
eres historia inca del Perú en cada día,
tus hombres se nutren de choros, calamares,
de patillos y almejas, de llanto y de alegría.

Eres nostalgia para mí Chimbote querido,
eres tu mi esperanza, eres tu mi inspiración,
eres la bahía de mis noches de desvelo,
eres tú el Puerto de mi gran devoción.

En tu malecón abrigas tantos recuerdos,
que al reventar tus olas me traen del olvido,
mis noches de pasión de tiempos aquellos
bajo la luna llena en mi Chimbote querido.


A TI MAESTRO







Junto a una pizarra, o a un escritorio,
va pasando el tiempo querido maestro,
tus sabias enseñanzas dejaste al auditorio,
porque eres el amigo y el padre nuestro.

Cuantas noches de desvelo haciendo tus clases,
para que me alimentes con tu conocimiento,
tu mirada ejemplar busca en mí el horizonte,
de una nueva generación que llegue al infinito.

Maestro, alma neutral ante tantos pensamientos,
y que a diario te llenas de muchos problemas,
tu esculpes mi cuerpo con tu pasión y paciencia,
recibe mis versos  como mi agradecimiento.

Eres el diccionario humano a tantas preguntas,
de tantas inquietudes y dudas de tus alumnos,
eres el actor principal de tantas novelas,
tan solo con dialogar delante de tus educandos.

Maestro, eres un hombre que sueña despierto,
que da el alma cada instante en el aula,
te alegras al ver la victoria de tus discípulos,
y también lloras junto a ellos al caer vencidos.

Maestro, hombre invencible de muchas jornadas,
alegre y optimista, paciente y bondadoso,
recibe en mis versos todo mi afecto y cariño,
porque aunque estés lejos tú estás presente