jueves, 14 de julio de 2011

RENCORES..



Rencores ... porqué rencores,
yo no te puedo odiar,
si tu no me supiste amar,
no te pido mil favores.

Lo nuestro ya ha terminado,
y no podemos empezar
yo ya no te puedo amar
la historia ya se ha acabado.

Pero que vamos hacer,
mi amor fue todo tuyo,
y tu fuiste mi orgullo,
y hoy tengo que padecer.

¿Qué debemos iniciar... ?
de nuevo una nueva historia,
no permitas que me ría,
porque ya no te puedo amar.

Si a eso lo llamas odiar,
porque ayer no te quise mirar,
ay mujer ... deja por favor de hablar,
que lo nuestro no va a mejorar.

Y hoy vienes hacia mí,
pidiendo tu perdón,
 diciendo que tu corazón,
no puede vivir sin mí.

Que haría yo para creerte,
si fuiste tú mi ilusión,
no me pidas compasión,
que ya no puedo quererte.

No quieres que yo acuda,
hasta tu propio hogar,
y te ponga en tu lugar,
por entregarte a sí desnuda.

Quieres hacerme pecar,
y manchar a sí mi nombre
pero yo soy un buen hombre
que así no lo vas a lograr.

Déjame ya de querer,
que el oro mata al cobre,
búscate otro hombre,
que eres una buena mujer.

Tienes cuerpo de una fiera,
ojos de gran primor,
fuiste mi mejor amor,
y ahora una cualquiera.

Y así quieres que te quiera,
y así hablas de rencor,
pidote yo por favor,
que calles antes que muera.


AQUELLA NOCHE




Solo en el portalón de mi nave,
miro como las olas vienen y van,
besan los fierros fríos,
y sin decirme nada... se van.

El frío zumba pronto en mis oídos,
y hay un silencio total en los sollados,
las olas serpenteando la grandeza,
besan los fríos fierros y se van.

Paseo sin cesar de proa a popa,
de popa a proa, vuelvo a mis pasos a recoger
y mirando que nada cambia,
miro las olas que vienen y van.

Hay ruidos extraños que traen las olas,
hay aves que apenas continúan su vuelo,
y aquellas luces que vislumbro a lo lejos,
son mudas testigos de las olas que vienen y van.

Un velero entonces rompiendo va las olas,
un ave cansada a posado su vuelo,
y ese frío intenso que en el mar habita,
agita más las olas que vienen y van.

Como quisiera ser en esta noche bella,
el ave que cruza mi eslora total,
para ir en busca de mi bien amada,
sobre las olas que vienen y van.

Pero es un axioma lo que está sucediendo,
o es un espejismo en la oscuridad,
a mi bien amada la veo llegando,
sobre esas olas que vienen y van.

Ahora no estoy solo en mi portalón,
mientras otros duermen, yo y mi amada,
de proa a popa y de popa a proa,
vemos a las olas que vienen y van.

AMIGO FIEL



A muerto el mendigo .... ese de la esquina,
y su cuerpo le han puesto en un cajón,
sin velas que le alumbren, sin amigos,
nadie llora, a muerto uno de los mendigos.

Nadie llora, pues su madre murió hace años,
solo un perro lleno de frío le acompaña
que cansado por el trajín de la mañana,
ha enterrado el hocico en una esquina.

Ya le llevan al panteón, así es la vida,
es el ancho camino que nos depara la suerte,
se hallan con otro féretro muy majestuoso,
cajón de buena madera y gente que va llorando.

A ese le acompañan flores, amigos muy bien vestidos,
fue hombre de sociedad, eso es lo que murmuran
y al otro le va siguiendo un perro flaco y hambriento
que por considerarlo su amo, trabajo le  está costando.

A uno le llevan su cruz con letra que va grabado
que en paz descanse y de Dios goce,
el otro no lleva nada, ni la fecha de su muerte,
ni saben cómo se llama, sólo le decían Pedro.

En este mundo insano, donde todo tiene su valor,
el pobre no vale nada, el rico vale por el dinero,
que hasta amigos compra,
el pobre... sólo congoja.

Si tuviste la desgracia de no tener nada,
ay de ti, ay de tu mala suerte...,
porque hasta precio te pone la muerte,
y tu cuerpo no vale nada.

A uno le ponen nicho, al otro cavan su tumba,
a uno le ponen flores y graban hasta su nombre,
al otro le ponen piedra y un poco menos de tierra,
y escriben tan sólo Pedro ene, ene.

A los dos muertos le han dejado
sus cuerpos a descansar,
sus amigos se despiden y rezan
una plegaria al cielo ... y se van ...

Al tiempo he regresado a ese frío lugar,
el nicho seguía allí, con flores amarillentas,
ya no hay dinero, no hay amigos,
hay flores quemadas por el frío o calor.

Pero es grande mi sorpresa, que me puse hasta llorar,
en la tumba del mendigo, seguía un perro viejo con frío,
por digo señores, más vale un animal,
que muchos ... malos amigos.

PRESENTIMIENTO





No me pidas Señor que yo la olvide,
ella fue buena, caritativa, humilde,
si dejó de amarme no es culpable,
los malos pensamientos la acabaron.

El decir de la gente laceraron,
el tierno corazón que ella tenía,
y junto a él también mataron,
al gran amor que ella sentía.

Yo muchas veces decidido y firme,
le di a entender que era mentira,
y ella arañando como fiera,
huyo de mí dejando mi alma.

Por eso hoy Señor, tu no permitas,
que mi castigo cruel llegue al desprecio,
ella se marchó, hoy tiene precio,
mi frío corazón tierno y amante.

No quisiera recordar lo sucedido,
con toda mi fuerza quise evitar su partida,
y ella sin importarle mi herida,
dándome un beso me dejo dormido.

Por eso hay Señor de Señores,
al recordarlo evoco mi plegaria,
y queriendo olvidarlo todo,
dale el perdón Señor, dale la calma.

Y no permitas que yo la olvide,
porque es muy grande aun mi corazón,
y si ella regresar te pide,
dile que vuelva, le daré mi perdón.

Pero eso sí Señor, te lo suplico,
si muere ella antes que llegue a mí,
dame la suerte de cerrar sus grandes ojos,
y daré así la paz a su fría alma.

NO ME PIDAS QUE TE QUIERA


No puedo amarte así de esa manera,
pues tú me pides que te entregue mi alma entera,
tu amor es un sueño, una ilusión pasajera,
por eso no me pidas que te quiera.

Vienes a mí trayendo entre tus labios,
el néctar de tus besos tan fecundos,
dime mujer si esos besos tuyos
no tienen el veneno mortal con nuevos bríos.

Me dices seré yo la mujer primera,
que tienda mis brazos en una quimera,
hoy como poder creer en tu locura
por eso no me pidas que te quiera.

Y aunque intentes abrigar mi lecho,
mi frialdad se impondrá ante todo,
con este puñal voy abrir mi pecho
para sacar tu amor de mi alma.

Si de nuevo ingresar quisieras,
si tienes fe en tu corazón,
no vuelvas por lo que más quieras,
no intentes hacer otra pasión.

Ya tus besos no tienen el sabor
de aquellos besos de la vez primera,
por eso no vuelvas por favor
ni me pidas que te quiera.

A FACUNDO CABRAL... MI HOMENAJE



A Rodolfo Enrique Facundo Cabral


En Guatemala, asesinos cobardes,
acabaron la vida de un trovador,
mataron su cuerpo pero no sus ideas
ellas moraran por siempre como un ideal

Donde estuvo Dios, Señor donde estuviste,
si Facundo estaba solo..sin más armas que su guitarra,
sabemos que su canto incomodo a mucha gente,
por eso hoy toda América llora su partida.

Facundo, tú si eras aquí, no eres de allá,
mataron a la inteligencia y al amor,
tu supiste vivir la vida, sin saber leer y escribir.
hoy vuelas junto al lado de Bárbara y tu hija.

Tu mujer y tu hija están hoy contigo,
así lo quisiste siempre en esta vida,
porque nunca amaste una sola vez
ese amor fue para siempre y eterno.

Descansa en paz, hermano latinoamericano,
mi patria el Perú siempre estará contigo,
cantador de historias, hombre peregrino,
descansa en paz, maestro y amigo.

miércoles, 6 de julio de 2011

VUELVE POR FAVOR


Hoy recuerdo aquel tiempo pasado,
cuando a tu lado yo sabía estar,
más la vida te señalo otro camino,
y te fuiste para no volverte a ver.

No sé qué rumbo habrás tomado,
pues nunca te llegó mi llamada,
quizás elegiste un mejor mundo,
aunque muy lento moría mi alma ilusionada,

Recuerdo aquella noche junto a las palmeras,
en nuestro barrio, muy cerca de tu hogar,
cuando en las casas solo habían velas,
y nuestro camino se hizo al andar.

Me miraste muy segura y leí en tu mirada,
que decirme te quiero me quisiste decir,
que muero en tus brazos mujer ilusionada,
y desde aquel día ya no se vivir.

Pero yo con un beso, cubrí pronto tus labios
y abrazándote fuerte sentí tu calor,
con gran amorío me llenaste de besos,
y hoy me pregunto ¿quién tiene tu amor?.

Eras tú mi niña de aquella tierna mirada,
mi bella colegiala que me dio su amor,
más me aleje cuando estuviste enamorada,
por eso hoy lloro y lloro este dolor.

Sé que tu vendrás a cuestas con tu dolor,
trayendo en tu memoria nuestro amor,
solo hoy te pido que me hagas el favor,
de calmar mis penas y dejar el rencor.

Hoy amor te prometo curar tus heridas,
aquellas ganadas por mi perverso amor,
mis manos esperan las noches perdidas,
te pido que tu vuelvas a calmar mi dolor.

Amor de la infancia, mi amor perdido,
te fuiste muy lejos llevando mi amor,
te busqué por años con el corazón herido,
vuelve te lo pido, te lo pido por favor.

                                                                                                        
Julio 06 – 2011