viernes, 25 de diciembre de 2009

PENAS

Hay penas que las llevo en el alma,

metidas muy dentro por no renunciar

a ese amor tuyo que no vive en calma

que tarde o temprano me dejara de amar.


Son penas con sangre escritas,

aquellas que emanan de mi corazón,

son muchas que junto a mis cuitas,

irán esta noche a buscar el perdón.


Son penas de hambre, de dolor,

son llantos de un niño, buscando el camino,

la mano piadosa que le dé amor

y la lleve consigo por un buen destino


Hay penas, penitas, penas,

ya esta acabando con mi pobre vida

la paz no consigo, no hallo alegría

no encuentro la luz mi fe esta perdida.


Las penas aumentan cuando mas te quiero

cuando en mis días paso con la soledad

por favor no quieras que de amor yo muera

o que viva sumido a la cruel orfandad.


Pero estas penas se acuestan conmigo,

por mas que las duermo conmigo están

tú, corazón mío, tú eres testigo

de lo feliz que me siento cuando ellas se van.


Quisiera a mis penas enrejarlas a todas,

poner a mi lira como mi defensor,

pero son muchas que no puedo juntarlas

culpable eres tú, culpable tu amor,


Las penas que tengo laceraron mi alma,

no las guardo rencor, ni olvidarlas quisiera,

ni te culpo corazón porque tú las amas

sin pensar siquiera que por ellas muero.


Penas que acabando están todas mis energías,

la tristeza me opaca día tras día,

en mi rostro no se dibuja ya la alegría

porque no está el amor que yo quería.


Y cuando podré dejarlas dormidas,

para poder pasar mis noches tranquilas,

las penas de amor son mis preferidas,

pero a todas las llevo acuestas mis penas.

jueves, 3 de diciembre de 2009

DEJA DE LLAMAR



Me llega un mensaje al celular con tu llamada,
y la mirada entonces se me va al horizonte,
busco en ella tu figura de mujer enamorada
pero no te hallo, hay un abismo coincidente.

Deja de llamar, me haces daño el alma
tu sabes que te amo mucho y sin medida,
deja de llamar, déjame vivir en calma
déjame vivir a solas con mi herida.

No creas que si no contesto tu llamada,
es por mi soberbia o algo parecido,
sábelo bien que fuiste la mujer amada
que mi corazón hoy lo ha perdido.

Deja de llamar, que sople el viento,
que las nubes cubran mi tristeza,
sé que no podre sacarte de mi pensamiento,
pero me trataste mal y con vileza.

Sé que el tiempo pasará y seré olvidado
tú quizás ya me habrás dejado de amar,
cada noche me llenara de recuerdo el pasado
pero por favor no me lastimes deja de llamar.