martes, 28 de abril de 2015

ME ENSEÑASTE A AMAR





Hay una mujer que sin tener experiencia,
ha llegado a mi corazón con gran delirio,
cada minuto me roba un día de mi existencia,
y en otros momentos es mi cruel martirio.

Yo quisiera no entenderlo, pero es imposible,
su tierna mirada con ojitos achinados,
me parte el alma y yo que soy un roble,
siento mis lágrimas caer sobre mis labios.

Y no solo en el día siento que lo extraño,
pues pasan las horas y el tiempo también,
se alegra al verme jugar como un niño,
y siento que en mis días es mi querubín.

Pero que me has hecho para no dejarte,
tus manos mi rostro acarician en la alborada,
siento que es imposible a mi lado tenerte,
pero me conformo tan solo con una mirada.

Tus ojos irradian ternura y amor,
tu boca apenas pronuncia mi nombre,
con tu existencia se acabó mi dolor,
hoy quiero cuidarte como un buen hombre.

Pero al mirarte siento que los años pasan,
y que tú reluciente te hechas a caminar,
siento que a tu paso mis piernas se cansan,
solo hoy te pido que cuides mi andar.

Es bueno decirte que el mundo es perverso,
que tu corazón noble algún día sufrirá,
déjame entregarte mi amor en este verso,
quizás algún día mi vida se acabará.

Yo sé que me entiendes lo mucho que te amo,
que mi mano es apoyo en tu alegre transitar,
que eres mi reina, a quien yo le llamo,
mi Dulce María, tú me enseñaste a amar.

jueves, 9 de abril de 2015

AMORES LEJANOS





Dueto con Francis Falcón
(FF)
Buscando entre el pasado, ya vivido,
Encuentro que yo amé lo más amado;
Qué aquella pasión fue lo acontecido,
Me dicen las horas de lo tomado.

(FM)
Yo creo que el tiempo te ha enseñado,
que te amé con todo mi ser apasionado,
hoy que estoy lejos me dices que has soñado,
aquel amor que vivió de ti enamorado.

(FF)
No dudes qué tu amor tan adorado
jamás podré lograr yo el olvidarlo.
y estas dentro de mi tan incrustado
Qué fuerza sobre humana el arrancarlo.

(FM)
Es difícil olvidar lo que se ha amado,
y mucha más razón pues fui el primero,
quien te hizo ver el cielo estrellado,
por tanto amor y pasión al decir – te quiero -

(FF)
Qué fue de él sentir tan apasionado,
sin duda qué en razón te has olvidado.
Si alguna vez te amé, no fue mendigo,
Te sabré conservar mi amor te digo.
Jamás podré yo hallar calma, ni abrigo
Aquel sentir lo hallo muy bien prendido.
(FM)
Yo no olvido ese amor de nuestra infancia,
por más lejos que el destino te ha llevado,
ahora me hace falta ahora tu fragancia,
de aquellas tardes de amor ilusionado.

(FF)
Y acepto con firmeza qué conmigo.
Y admito yo estar a ti, hoy adherido.

(FM)
es necesario que volvamos a ser amigo,
porque por más que quieras, no te he olvidado.

SIEMPRE SERÁS MI SUEÑO



Te conocí una tarde y hoy siempre la bendigo,
te conocí en el canto y llena de alabanza,
te miré a los ojos deseando ser tu amigo,
y empezó mi sueño lleno de bonanza.

Navegue mis sueños por mundos ajenos,
y siempre ibas tú, mis mares rompiendo,
quise muchas veces sacarte de mis sueños,
pero es imposible y aún sigo sufriendo.

He pedido muchas noches en mis oraciones,
poder olvidarte y hasta dejar de soñarte,
pero me llega de nuevo la voz de tus canciones
y han hecho que vuelva de nuevo a amarte.

Vez que no concilio con mi sufrimiento,
y estas siempre  presente en todos mis días,
serás siempre mi sueño pues mi sentimiento,
no puede arrancarte de tus melodías.

Te extraño y no entiendes y dices que es pecado,
pero a Dios le he dicho que me dé su perdón,
pues es difícil quitar ese amor que ha nacido,
pues serás siempre mi sueño o mi ilusión.

Pero no concibo olvidar tu mirada,
ni tampoco aquella tarde mirando el mar,
espero la noche y también la alborada,
pero no me pidas que te deje de amar.

Eres tú mi sueño de todos mis días,
eres mi encanto cuando a tu lado estoy,
contigo son mis tardes llenas de alegría,
pero tú no sabes lo que vivo hoy.

No quiero callarlo a mi sentimiento,
aunque seas prohibida o tengas otro dueño,
siempre vivirás metida en mi pensamiento,
porque tú siempre serás mi sueño.

martes, 7 de abril de 2015

VEN HAGAMOS EL AMOR






Ven y hagamos el amor hasta morir,
sin respirar el aire de la noche ardiente,
ven y dejemos un momento de sufrir,
colguemos en una higuera lo pendiente.

Ven y hagamos el amor como este verso,
que te dedico a ti amor de vanos ensueños,
ven y dejemos atrás todo lo perverso
que no ha dejado dominar todos los sueños.

Ven y déjame esta noche ser tu dueño,
y recorrer todo tu cuerpo con mucha calma,
déjame dibujarte con mis dedos en mi sueño,
hoy que tengo ganas de ti, quiero tu alma.

Ven y has en mí todas tus travesuras,
como el niño que empieza a escribir,
ven y hagamos el amor a mil ternuras,
porque solo con tu alma puedo vivir.

Ven y hagamos el amor sin detenerlo
como si fuese el ultimo día de existencia,
deja tus senos en mi pecho para sostenerlo,
déjame tocar tu cuerpo en tu presencia.

Pero ven…no tardes en llegar yo te imploro,
antes que acabe mi pasión ardiente,
ven de una vez pues si no llegas de amor lloro
y solo hallaras en mi cama un pobre agonizante.