domingo, 24 de junio de 2012

SOLAMENTE UN SUEÑO





Te ame en silencio y sin decirte nada,
calle mil noches mis ansias de amarte,
solo te miraba muy enamorada,
tratando en mis sueños tal vez  encontrarte.

Muchas veces mis ojos te desnudaron,
y mis labios en pasión tus labios cerraron,
pero al despertarme mis sueños volaron
solo esas ansías en mí se quedaron.

Pero te seguí despacio por ese camino,
que la vida entrega a todo ser humano,
buscando tu cariño como un amigo,
y muchas veces extendiéndote la mano.

Pero llego el día en que tu entendiste,
que mi mirada profunda era todo amor,
te mire en silencio y un beso me diste,
llenándome todo de un gran primor.

Ha nacido entonces el amor verdadero,
aquel que yo siempre andaba buscando,
me dices:- te amo mi amor primero,
te lleno de besos y me voy despertando.

Que sueño de amor lo que he vivido,
y trato de guardarlo este acontecimiento,
serás tu amor lo que siempre he querido,
el que viva por siempre en mi pensamiento.

TUS RECUERDOS


Pensaras que todo lo he olvidado,
que nuestros sueños de amor
todos atrás han quedado,
pero no sabes tú que vivo en dolor.

Por más que trato de olvidarte,
llegas a mi prendida entre mis brazos,
y empiezo de nuevo a recordarte,
porque no puedo ocultar esos recuerdos.

Esos recuerdos me llenan de dolor,
porque creíste que mi amor era fingido,
hoy le pido a Dios un gran favor,
que me ayude a encontrar ese olvido.

Me dejaste dizque por un gran amor,
y llorando vivo desde que te fuiste,
mis noches están llenas de dolor,
hoy te arrepientes de lo que hiciste.

Todo es en vano y trato de olvidarlo,
esas noches de amor que junto a mi pasaste,
aunque digas que una vez me amaste,
no hay remedio amor solo recordarlo.

Es porque que es grande mi martirio,
y el dolor que llevo es mi gran suerte,
¿fue acaso tu amor mi gran calvario?
o esos recuerdos de amor me llevara a la muerte.



lunes, 11 de junio de 2012

DÉJAME SER




Déjame ser el hombre de tu vida,
que en mi deposites la fe y la confianza,
déjame ser quien cure ya tu herida
quien aceche tu ser de males y venganza.

Déjame ser, el coro de tu canto
que muerda yo tus labios con hambre de amor
déjame ser quien enjugue yo tu llanto
cuando brote la duda, cuando brote el dolor.

Déjame ser de esta noche fría,
más cálida del verano cuando te di mi amor,
déjame ser el niño que sonría
cuando en sus manos sienta tener una flor.

Déjame ser la espuma de la ola,
en mi playa desierta puedas bañarte tú,
déjame ser tu y yo y no tú sola
porque eres la aroma de mi claro tisú.

Déjame ser la luz de tu mañana
y que a tu lecho acuda sin temor,
déjame ser el repique de tu campana
y que todas las mañanas me llenes de amor.

Déjame ser el día, la tarde y la noche,
y que a mi cuerpo le traigas el calor,
déjame ser quien cierre con broche
nuestra noche más tierna al hacer el amor.

Déjame ser por fin lo que te pido,
tu amor, tu alegría, tu nuevo querer,
déjame ser el hombre preferido
en tus noches de amor, eso déjame ser.

sábado, 2 de junio de 2012

MIS AMORES





Ayer he recordado un viejo amor,
uno de aquellos que pasaron muy de frío,
uno de esos amores cuya flor,
se murió pronto al llegar el estío.

Ay! de aquellos amores que pasaron,
y abrigaron de ilusiones mi juventud,
hay buenos amores que quedaron,
condenado estoy a vivir en esclavitud.

Pasaron en mí amores buenos y perversos,
y a todos ellos les di un poco de amor,
pero a los buenos, ¡ay! , a ellos son mis versos
porque los otros me llenaron de dolor.

No lo niego que a todas las he querido,
porque de ellos aprendí una lección,
amar de verdad es duro y sufrido,
pero quien no ha sufrido, no tiene corazón.

Amores de ayer, locos amores,
amores sencillos que ya no volverán
de todos ellos los guardo sus sabores
de sus labios ardientes en mí ellos quedaran.

Pero de que amor me habré olvidado,
de algún amor perverso que hirió mi corazón,
no le guardo rencor por que también fue amado
aunque ellos quisieron matar mi ilusión.

Hoy por ellos he rogado, por los buenos y olvidados
por los sabios, por los fieles que hicieron mil favores,
es por ellos que mis versos están dados,
para el más tierno y dulce de mis amores.