lunes, 30 de noviembre de 2009

SEREMOS AMANTES




Temo que llegue la tarde  porque no vendrás,
porque mis sueños se esfumarán con el viento,
y pienso a veces retenerlo…pero es demás,
porque  solo estaremos por  un momento.

Los faroles de la calle ya se encendieron,
veo la gente pasar por mi lado y tú no llegas,
y acelera entonces mi amante corazón
buscando entre la oscuridad tu figura.

No llego a entender que es lo que me pasa,
que me sucede entonces cuando no llegas,
mi alma sufre y en silencio también llora
porque no podemos vivir como amantes.

Es tierno y dulce cuando tú estás a mi lado,
cuando tus besos apagan mi sed de amor,
pero temo la tarde cuando tú no llegas
pues me llenas el alma de un gran dolor.

Es muy triste la vida que estamos llevando,
que morir quisiera a tus pies rendido,
morir con el alma rota y el corazón llorando
seremos amantes por ese amor escondido.

TU Y YO

Hoy atravesé las paredes de tu corazón
Para escuchar uno a uno, los latidos de tu amor
Y me cobijo en un suspiro para escuchar tu voz.
Pero dime:
¿por qué no me nombras, como lo hago yo?

Hoy siento que mi corazón ha sido atravesado
y sus latidos hoy son más presurosos
quiero en cada suspiro darte mi aliento
que está lleno de amor y sufrimiento.
Te llamo y mi voz se acaba en el infinito
y solo el eco me dice que no estás.

Tengo que callar mis labios, con besos de viento
Y secar mis lágrimas con rayos de sol
Y en un pergamino de luna, escribo…
Mis palabras de amor.
Dedicadas a ti, para que en la distancia
Aunque no te roce, sientas mi calor

me callo entonces y siento que el viento me besa
acaso eres tú mujer de ese gran ensueño
acaso eres tú el ave de la tarde sobre mi tejado
dime… dime… ¿quién eres tú?

te hablará el silencio, deshojando pétalos de sueños
¡ Los que tenemos tú y yo ¡
Están escritos en la colina de un imaginario universo
Donde las estrellas huyen de la tormenta del desamor
Y pinto de deseo las esquinas del tiempo
Para que no dejes de quererme…
Como a ti… ¡te quiero yo!

Entonces te quedas muda y en la colina imaginaria
te veo a ti esperándome con el corazón abierto
te quiero tanto como tú a mí mujer divina
porque en la distancia somos TÚ y YO

ROSER y FICO

Barcelona 19 Noviembre 2009
Lima, 20 Noviembre 2009

lunes, 16 de noviembre de 2009

CUANDO ME VAYA


Mañana cuando parta, de mis despojos
has cenizas, cierra tu corazón no lo habrás,
no quiero ver lágrimas en tus ojos,
cuando me vaya, sé que me olvidarás.

Partiré sin llevar nada de tu existencia,
las flores de tu huerto que por mí brotaran,
morirán a falta de mi presencia,
aunque tú llames, muy lejos estaré.

Cuando me vaya y en el camino encuentre,
una mujer llorando desolada y triste,
pensaré en ti y no estaré presente
para enjugar tu llanto, por el mal que hiciste

Si pudiera yo, remediar aquello,
si pudiera quedarme por un solo momento
nuestro amor volvería a ser tan bello
pero ya es tarde y con pena lo lamento.

Cuando me vaya dejaré tus besos
tus caricias, tu encanto, dejaré todo,
solo quedara en mi cuerpo tus deseos
de aquellas noches en un mar sin fondo.

Y quedaras triste cuando yo me vaya
tu quedaras sola, muy sola en el universo
esperando de la muerte su guadaña
para arrancarte el corazón perverso.

Cuando me vaya podré comprender
que también despierto se puede soñar,
cuando me vaya, podrás entender
que nunca supiste lo que es el amar.

Mi llanto quizás no opaque tu vida,
mi pena tal vez se aleje de mí,
mañana cuando parta sangrará tu herida,
y querrás que vuelva muy junto a ti.

Pero que te pasa, porque estas temblando,
amor como el mío no hallarás
que es lo que te pasa, porque estas llorando
lloraras mañana cuando yo me vaya.

viernes, 13 de noviembre de 2009

HUMILDAD

En la efímera ruleta de la vida,
dentro de tanto laberinto, existe la maldad,
donde dolor, tras dolor, nos causa herida
¿creen que pueda existir la humildad?

Es la humildad un don que el necio,
no sabe valorar, si es oro o cobre,
yo creo que la humildad no tiene precio,
ni precio tiene el corazón de un pobre.

Es la vida así y está en toda alma,
la humildad sirve más que la fortuita ciencia,
es ella la que nos hace vivir en calma,
y nos castiga día a día a la conciencia.

Por eso hoy humildad, ven al nuevo hombre,
y nunca vivas en las sombras escondidas,
ven como tú puedas, aunque sea con otro nombre
ven, que hay muchas almas perdidas.

Pero eres humildad tú tan generosa,
que no miras nunca, la faz ni el corazón,
y eres grande y tan maravillosa
eres bondad y eres oración.

UNA LAGRIMA

Desesperado huí para no verte
aquella tarde de abril, mujer querida,
me decías tú, ya no quiero verte,
no quiero ser ya mas tu preferida.

Y desde aquella tarde el sol no brilla igual
la luna no aparece, las estrellas se fugaron
te fuiste dejando en mi pecho tu puñal
del olvido, del adiós de quienes se amaron.

Hoy voy solo por las calles llevando tu recuerdo
de aquellas tardes lindas que junto a ti pase
hay alguien que pregunta y me muerdo los labios
y tan solo contesto - de ella, no sé, no sé -

Los días van pasando y te extraño más,
una canción de entonces me tare tu sonrisa,
y aprieto los ojos para no llorar jamás,
pero no lo consigo y una lagrima se lleva la brisa.

FUIMOS AMANTES

La vida una mañana te trajo a mi lado,
venias sonriendo, mirando no se qué,
te dije - hola amiga, quisiera conversarte,
decirte muchas cosas, decirte que te amo-

Y tú a mi pedido no te guardaste el miedo,
también yo soy casada, pero te miraba a ti,
lléname de besos, haz que llegue el olvido,
no sabes amor mío, que sufría por ti.

Lléname de ilusiones tan lejos que el destino,
nos vistió de blanco muchas noches de amor,
hoy que ha terminado aquel amor divino,
sufre mi alma de pena, me lleno de dolor.

Hoy que he conseguido mirarte de reojo,
siento en el alma que te quiero aún,
tu sigues olvidando aquel amor precioso,
y entiendo que me amas tu también.

Mi sueño había sido vivir siempre a tu lado,
llenarte de caricias y mil besos también,
pero llego la suerte impía acabando
aquel amor divino, aquel amor de bien.

Hoy dices que te he olvidado,
creerlo es difícil, pues me amas,
aunque sueñes con él,
casada infiel, fuimos amantes.