jueves, 25 de septiembre de 2014

RECUERDOS DE AMOR



Hoy amor recuerdo aquel momento,
cuando tú y yo junto a la brisa del mar,
una tarde de aquellas llenas de sentimiento,
te pedí que fueras mi novia y te dejaras amar.

El mar con su silencio siempre fue nuestro testigo,
pues se calló en mi dolor en cada momento,
tú me dijiste: - quiero que seas tan solo mi amigo,
pero desde allí no pude sacarte de mi pensamiento.

Los años y los días fueron pasando,
y mi verso sencillo no tuvo paciencia,
cada día a ti amor te iba escribiendo
pues necesitaba con ansias tu presencia.

Te dije te amo y de ese amor solo Dios sabe,
solo te pedí que me dejes por favor amarte,
quiero llevarte esta noche de ternura en mi nave,
pues no quiero amor tan sola dejarte.

Mas tú solo miras y no escuché respuesta,
tú nunca creíste de un  marino su amor,
partí pronto del puerto llevando acuesta,
mis penas y mis lágrimas con mucho dolor.

No sé porque llegue amarte tanto y tanto,
porqué viviste tú metida siempre en mi mente,
tu no supiste de mi dolor, ni de mi llanto,
estuve a punto de convertirme en un demente.

Hoy estamos tan lejos y tan separados,
como el bravo navío que  se aleja de la ciudad,
dejé en tu puerto mi pasión, tiempos pasados,
que ahora lejos solo pido a Dios tu felicidad.

Pero fue así mi amor y así fue el destino,
que el tiempo nos separó y tuviste que partir,
mi nave siguió su rumbo yo tome otro camino,
tuvimos tanto amor que hoy solo nos queda sufrir.

El marino ama como el mar ama la noche,
no creíste en mi amor y  te gano tu candor,
hoy mi pasión está callada sin ningún reproche,
tan solo viviendo los recuerdos de amor.

martes, 16 de septiembre de 2014

DÉJAME SER




Déjame ser el hombre de tu vida,
que en mi deposites la fe y la confianza,
déjame ser quien cure yo tu herida
quien aceche tu ser de males y venganza.

Déjame ser, el coro de tu canto
que muerda yo tus labios con hambre de amor
déjame ser quien enjugue yo tu llanto
cuando brote la duda, cuando brote el dolor.

Déjame ser de esta noche fría,
más cálida del verano cuando te di mi amor,
déjame ser el niño que sonría
cuando en sus manos sienta tener una flor.

Déjame ser la espuma de la ola,
y en mi playa desierta puedas tú bañarte,
déjame ser tu y yo, y no tú sola,
y nunca te alejes que siempre voy extrañarte.

Déjame ser la luz de tu mañana
y que a tu lecho acuda sin temor,
déjame ser el repique de tu campana
y que todas las mañanas me llenes de amor.

Déjame ser el día, la tarde y la noche,
y que a mi cuerpo le traigas el calor,
déjame ser quien cierre con broche
la tarde más tierna al hacer el amor.

Déjame ser por fin lo que te pido,
tu amor, tu alegría, tu nuevo querer,
déjame ser el hombre elegido
en tus noches de amor y de placer.

viernes, 12 de septiembre de 2014

MIS AMORES




Ayer he recordado un viejo amor,
uno de aquellos que pasaron muy de frío,
uno de esos amores cuya flor,
se murió pronto al llegar el estío.

Ay! de aquellos amores que pasaron,
y abrigaron de ilusiones mi juventud,
hay buenos amores que quedaron,
condenado estoy a vivir en esclavitud.

Pasaron en mí amores buenos y perversos,
y a todos ellos les di un poco de amor,
pero a los buenos, ¡ay! , a ellos son mis versos
porque los otros me llenaron de dolor.

No lo niego que a todas las he querido,
porque de ellos aprendí una lección,
amar de verdad es duro y muy sufrido,
pero quien no ha sufrido, no tiene corazón.

Amores de ayer, fueron locos amores,
amores sencillos que ya no volverán
de todos ellos los guardo sus sabores
de sus besos ardientes en mí se quedaran.

Pero de que amor me habré olvidado,
de algún amor perverso que hirió mi corazón,
no le guardo rencor por que también fue amado
aunque ellos quisieron matar mi ilusión.

Hoy por ellos he rogado, por los buenos y olvidados
por los sabios, por los fieles que hicieron mil favores,
es para ellos que mis versos que están dedicados,
y también para el más tierno y dulce de mis amores.

martes, 2 de septiembre de 2014

SIEMPRE TE AMARÉ






Aunque yo esté lejos, siempre te amare,
porque siempre te llevo en mi mente
y creo yo que nunca te olvidaré
porque tú eres mi pasado y mi presente.

Siempre te amaré aunque tú me hayas olvidado
yo seguiré cada día mirando las flores de mi jardín
y también viviré recordando aquel pasado
o pensando en nuestro amor como llego a su fin.

Aunque digan que nunca volveré,
le pido la paciencia a tu noble corazón,
en mi agonía también te llamaré,
porque te amé tanto y merezco tu oración.

Hoy al no verte me mata la agonía
y tan solo vivo con la desolación,
tú fuiste en mis días mi alegría,
hoy por amarte tanto vivo en perdición.

Siempre te amaré por lo mucho que yo siento,
por ese amor, por tu amor tan fuerte
pues tengo ahora el gran presentimiento
que tu amor será mío, mío hasta la muerte

Siempre te amaré, amor de mis amores,
porque tú fuiste mía y tan solo mía,
como es del campo las bellas flores,
siempre te amaré amor de cada día.